Inicio 14 de diciembre de 2010

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



Árboles trabajando para la agricultura


Imagine por un momento un producto que pueda controlar la erosión, aumentar el rendimiento de los cultivos y absorber los contaminantes del agua. Imagine que también pueda proteger al ganado de los vientos en invierno y el calor del verano, mejorar las ganancias de peso y reducir los costos energéticos. Imagine que este producto sea una fuente adicional de ingreso para los agricultores y que, al mismo tiempo, ayude a crear áreas más diversas y saludables con aguas más limpias y abundante vida silvestre. Sin duda, muchos de nosotros correríamos a comprarlo.

Por supuesto ese producto no existe. Sin embargo, hay un concepto innovativo que ha contribuido a realizar en forma compartida todas estas cosas. Se trata de la agroforestería, que al combinar la agricultura y la silvicultura pone a trabajar los árboles para el sistema completo.

Mantener un sistema agroforestal en funcionamiento significa plantar los árboles correctos en los lugares correctos y, al mismo tiempo, elegir el diseño adecuado para alcanzar los beneficios esperados. De esta manera, la agroforestería incluye cortavientos, franjas de buffers a lo largo de la ribera de los ríos, sistemas silvopastorales, cultivos anuales intercalados con árboles de madera muy cotizada, y un concepto nuevo denominado “forest farming” con especies de alto valor (hongos, hierbas medicinales y/o aromáticas) que crecen protegidas bajo el dosel de bosque.

Aplicaciones agroforestales

Cortavientos

Los árboles son plantados y manejados como parte de la explotación agrícola o ganadera para mejorar la producción, proteger al ganado y controlar la erosión del suelo. Protegen una gran variedad de cultivos sensibles al viento como cereales, hortalizas, huertos frutales y viñedos. Además, mejoran la efectividad de la polinización y la aplicación de pesticidas.

Ayudan a disminuir el estrés animal, el consumo de forraje y la mortalidad. También reducen el impacto visual y los olores.

Franjas “Buffer”

Se trata de franjas de bosques naturales o restablecidos en las riberas de ríos y/o afluentes, constituidas por árboles, arbustos y praderas, que reducen o filtran los contaminantes de las aguas provenientes de los campos de cultivo adyacentes; reducen la erosión producida por las crecidas de los ríos; protegen los ambientes acuáticos; y mejoran e incrementan la biodiversidad.

Forest Farming

Bajo este concepto se cultivan especies de alto valor protegidas por el dosel de árboles, el cual se modifica para corregir el nivel de sombra. El ginseng, los hongos shiitake y algunas hierbas, son algunos ejemplos de alternativas que se pueden cultivar con fines medicinales, culinarios u ornamentales. Estos reportan ingresos importantes mientras los árboles crecen.

Cultivo entre hileras

Se establece un cultivo agrícola entre las hileras de árboles para proveer ingresos anuales mientras se desarrolla el bosque. Entre otras, algunas de las especies favoritas y que producen madera de gran calidad son: nogal, castaño, roble, encino, alcornoque y cerezo, todas las cuales producen madera y enchapados de alta calidad. Algunas de ellas proveen, además, otros productos como frutos, forraje y corcho.

Silvopasturas

En este tipo de sistema agroforestal se combina la producción de forraje y ganadería con árboles que suministran sombra para los animales, reduciendo el estrés de los mismos y, en algunas ocasiones, incrementando la producción de forraje cuando la distribución de los árboles es uniforme en el campo. Algunas especies arbóreas producen, además, frutos que pueden ser consumidos por el ganado y que son un complemento energético al forraje pastoreado por ellos.

Aplicaciones especiales

Se puede utilizar algunas plantaciones de árboles y/o arbustos para resolver problemas específicos, tales como: disposición final de purines y filtrado de aguas de riego residuales, generalmente contaminadas con excesos de fertilizantes o pesticidas. En la actualidad, bajo este esquema se utilizan algunas plantaciones mixtas para producir madera de alta calidad o rotaciones cortas, con árboles de rápido crecimiento, para proveer biocombustible o fibras.

¿Por qué debería usted adoptar esta forma de producción?

1. Para diversificar los ingresos

Sabemos que el éxito de la producción predial se basa en minimizar los riesgos a través de prácticas que nos reporten ingresos provenientes de distintas fuentes. Por esto, la agroforestería se ajusta muy bien a este concepto, ya que es fuente de diversos productos en una misma unidad de superficie como: madera, frutos, carne, leche, granos, etc.

2. Para mejorar la productividad

Los estudios muestran que, por ejemplo, la producción de leche puede aumentarse entre un 8 y 20%; las ganancias de peso del ganado han llegado a incrementarse en un 10%; los cultivos pueden producir un 20% más. Esto, solamente debido a la moderación de la temperatura y protección de los vientos que los árboles ejercen sobre el sistema.

3. Para conservar energía

En algunas regiones de Estados Unidos se han registrado disminuciones de hasta un 30% de los costos de calefacción de las casas de campo que están protegidas de los vientos fríos de invierno. Por otra parte, en verano los cortavientos disminuyen la transpiración de las plantas, bajando los costos de riego al mejorar la eficiencia del uso del agua por parte de los cultivos.

4. Para crear un ambiente saludable

Cuando las prácticas agroforestales son integradas intencionalmente en sistemas de conservación, las interacciones resultantes pueden mejorar el suelo, agua, aire y los recursos bióticos del campo. El desafío es aplicar estas técnicas en lugares claves del predio para maximizar los beneficios deseados.

La agroforestería, en la práctica, ha estado presente desde siempre en el mundo rural, pero el mundo científico ha ido descubriendo sus bondades sólo en las últimas décadas, debido, principalmente, a la presión de los mercados por productos más saludables y que tengan el mínimo impacto sobre el ambiente. Al mismo tiempo, los agricultores se han dado cuenta que necesariamente deben diversificar la producción y hacerla sustentable en el tiempo. Por esto, la incorporación de los sistemas agroforestales se presenta como una solución real y adaptable casi a cualquier predio.

Alejandro Fraga S., Ingeniero Agrónomo, Investigador INIA Quilamapu, Casilla 426, Chillán. afraga@quilamapu.inia.cl


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .



Deja un comentario

Connect with Facebook

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>