Inicio 20 de diciembre de 2010

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



Embalses de tres regiones en grave escasez hídrica


Agricultores y vecinos de los lugares afectados piden más pozos para enfrentar la falta de agua. En la IV Región se proyecta levantar un sistema de cuatro represas que permitirían regar más de 32 mil hectáreas.

Gigantescos acuíferos permitirían abastecer de agua en Atacama

En el valle de Copiapó la situación es insostenible: el embalse Lautaro sólo tiene el 1,4% de sus 35 millones de metros cúbicos. Es tal la gravedad, que las autoridades decidieron no ocuparlo más como tranque, y la Dirección General de Aguas construyó un canal como bypass “para evitar la absorción de la tierra y evaporación del caudal del río Copiapó, que en los meses de verano disminuye notablemente”, dice la directora regional del organismo, Katherine Ferrada.

El otro embalse de Atacama, Santa Juana, tiene 103 millones de m³ del total de 165 millones. El presidente de la Asociación de Productores Agrícolas de Copiapó, Rafael Prohens, reclama por la gravedad de la situación para el agro, pues ya no pueden sacar agua de pozos de 30 o 60 metros, sino que a “140 metros o 160 metros. Yo no sé qué vamos a hacer en unos pocos años más”, dice.

Una solución al problema sería la explotación de dos gigantescas acumulaciones de agua subterránea, recién descubiertas, en las quebradas de Totoral y Carrizal Bajo, a 120 km y 100 km respectivamente de Copiapó. La cuenca de esa zona sufre un déficit anual de 2.000 lt/seg y los acuíferos costeros podrían aportar un caudal de 400 lt/seg. Asimismo, se proyecta la construcción de 7 plantas desaladoras de agua de mar para abastecer a la minería.

1,4% de su capacidad tiene el tranque Lautaro, en Atacama.

Nuevo sistema de embalses aumentaría el riego en Coquimbo

La región de Coquimbo es la que tiene mayor número de embalses en la zona de escasez. Siete tranques con una capacidad total de 1.298 millones de m3 guardan solamente 515,2 millones de m3.

El más crítico es el Culimo, que de sus 10 millones de m3 de capacidad tiene sólo 0,2 millones. En tanto, La Paloma, que es el más grande del sistema con 748 millones de m3, guarda apenas 241.

En la zona de Limarí cientos de hectáreas se están secando debido a la falta de agua. “Imagínese la tristeza que se siente, porque uno con amor tiene sus plantas y las ve muriendo porque no puede hacer nada. Duele en el alma. Estamos muy complicados”, dice María Carvajal, dirigenta de la localidad de El Huacho, en Combarbalá.

Los agricultores no pueden regar y las autoridades se han comprometido a aumentar los camiones aljibe para asegurar el agua potable. Asimismo, se mejoran 11 sistemas de Agua Potable Rural (APR) en Canela y Los Vilos, y se autorizó a regar con 1.500.000 m3 desde el embalse El Bato, que aún no han sido entregados debido a fallas en la construcción de su cortina.

La solución a largo plazo es la construcción de los embalses Canelillo, Valle Hermoso, La Tranca y Murallas Viejas. En total podrían regar 32.690 hectáreas y abastecer a 32 sistemas de APR.

16% de su capacidad tiene el embalse Cogotí, en la IV Región.

Agricultores de Valparaíso piden pozos para salvar sus cultivos

La Región de Valparaíso tiene sólo un embalse, el Peñuelas, que se usa como reserva del abastecimiento de agua potable. Hoy almacena 5 millones de m3, el 5,2% del total de 96 millones que podría llegar a albergar. A la fecha en 2009 tenía 12 millones de m3.

El agua para riego se obtiene de pozos, en el sector norte, y del río Aconcagua. Sólo el próximo año podría comenzar a construirse el tranque Chacrillas, que permitiría regar 7.100 hectáreas gracias a una reserva de 31 millones de m3.

Debido a la escasez, los agricultores han tenido que podar hasta los troncos de sus plantaciones de paltos, sobre todo en la zona de Longotoma y aguas abajo de los ríos Petorca y La Ligua.

“Los afectados por dos temporadas de heladas y ahora por la sequía han decidido no seguir con paltos, que dejó de ser el oro verde. Algunos están derivando al nogal, los almendros y cerezos en el sector cordillerano”, reconoce Gregorio Correa, presidente de la Asociación de Agricultores de Petorca, quien además explica que han debido tecnificar el uso de la poca agua disponible.

José Peña, agricultor de La Ligua, pide la construcción de más pozos y reconoce que los propios privados invierten en tranques acumuladores. “La sequía nos ha fregado”, reconoce.

5,2% de su capacidad registra Peñuelas, en la V Región.

Fuente: Emol


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .



Deja un comentario

Connect with Facebook

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>