Inicio 13 de enero de 2011

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



El peor parásito del pino llega a España


Es el nematodo de la madera del pino (Bursaphelenchus xylophilus), un gusano de un milímetro capaz de secar un ejemplar en cinco semanas y que está considerado como la peor plaga de los pinares.

A finales de 2010, los técnicos forestales de la Xunta de Galicia detectaron un árbol infectado en una zona del sur de Pontevedra limítrofe con Portugal, donde el parásito lleva asentado desde 1999 a pesar de los esfuerzos para su erradicación.

Tras la detección del ejemplar infectado en Galicia, la Xunta tendrá que talar y quemar todos los pinos en un radio de 1,5 kilómetros en torno al árbol afectado. Son unas 700 hectáreas en las que hay muchas fincas privadas dedicadas a la producción maderera y en las que habrá que acabar con unos 200.000 pinos. La normativa europea también exige que se establezca una zona de cuarentena de 20 kilómetros a la redonda en la que se intensificará la vigilancia.

“El problema es identificar la infección a tiempo, pues las ramas u hojas secas pueden deberse a otras causas, como los hongos”, explica Alfonso Navas, que dirige el laboratorio de referencia que analizó los parásitos hallados en Galicia para el ministerio de Medio Ambiente. “Su ADN demuestra que la plaga llegó de Portugal”, señala.

Los pinos nativos de Norte-américa, hogar original del parásito, son inmunes a su ataque. De allí salió en cargamentos de madera a principios del siglo XX para extenderse por Japón, China y Taiwán. Sólo en el país nipón y en los últimos 50 años, la plaga ha acabado con 46 millones de metros cúbicos de madera que llenarían 46 veces el estadio Santiago Bernabéu. El gusano llega a los pinos a bordo de las antenas de escarabajos que se alimentan de sus hojas. Cuando entra en el árbol, obstruye el tránsito de nutrientes hasta que acaba con él.

En 1999, el parásito entró en Portugal a bordo de un cargamento de madera asiática. Desde entonces, la plaga se ha expandido por todo el país. Ahora acaba de cruzar el Miño, aunque el foco ha quedado controlado, según Navas. “Una vez establecido en un área es difícil erradicarlo, pero sí se puede mantener bajo control mediante vigilancia”, concluye.

Fuente: Publico.es


Por Daniel Guajardo
.



Deja un comentario

Connect with Facebook

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>