Inicio 31 de enero de 2012

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



¿Quien está detrás de los alimentos?


Con el paso de los años las necesidades del consumidor y las características de la industria han ido cambiando. Hoy en día se necesitan alimentos sanos, que aporten todos los nutrientes necesarios, que otorguen un bienestar al organismo, pero que además tengan buen sabor, color y textura. Una labor de los ingenieros en alimentos.

¿Se ha preguntado usted quién se encuentra detrás de los alimentos? Un ejercicio simple pero complejo a la vez. Cuándo estamos disfrutando un yogurt, una galleta, quizás una mayonesa o una margarina con tostadas al desayuno, muy pocas veces nos preguntamos quién está involucrado en la cadena productiva de los alimentos, desde la etapa de desarrollar el producto, monitorear su producción, realizar el etiquetado nutricional, controlar los aspectos de calidad y finalmente entregarlo en condiciones óptimas al consumidor. Son equipos multidisciplinarios, pero una carrera destaca por sobre las otras: La Ingeniería de Alimentos.

Es una profesión muy poco conocida, tremendamente importante e íntimamente ligada con los alimentos. De nivel universitario, dictada en su mayoría por universidades radicionales, con más de cincuenta años de antigüedad en Chile y que se enseña en varias ciudades de nuestro país, desde Antofagasta hasta Osorno. Se puede encontrar como Ingeniería de/en Alimentos o en Industria Alimentaria (según la universidad que se trate). Sin embargo a este profesional de cinco años de estudio, con formación en ciencias básicas, ciencias aplicadas a alimentos, ingeniería de procesos y economía, se le conoce muy poco o simplemente no se le conoce a nivel de industrial.

Sin ser el objetivo de esta columna hacer un análisis exhaustivo de las causas de esta realidad ahondaré en los orígenes y las perspectivas actuales de la carrera.

En primer lugar toda carrera universitaria debería hacerse la pregunta: ¿Para qué existe? Hay respuestas bastante lógicas. Medicina, por ejemplo, es necesaria para formar médicos, quienes nos curarán de las enfermedades. Lo mismo un odontólogo, un veterinario (que en su génesis es la cura de enfermedades de animales), un abogado, en fin, cada carrera tiene su razón de ser. Y entonces Ingeniería de Alimentos, ¿por qué se creó, para qué existe?

En conversación sostenida, a principios de 1955, entre el Nuncio Apostólico de Chile, Monseñor Orpilio Rossi, y el Rector de la Universidad Católica de Valparaíso (actual Pontificia Universidad Católica de Valparaíso), R. P. Jorge González Förster, éste último señala: “Cierta vez que hablábamos de la universidad, me dijo, Padre González, para Chile lo que hace falta no son escuelas de tipo tan académico como las que han sido tradicionales en los planteles de estudios superiores. Ustedes tienen que dar un paso más audaz. Deben lanzarse a aquellos tipos de disciplinas que van a significar una mayor facilidad de alimentación para el país. Aquí hay mucha gente desnutrida, el problema alimenticio es fuerte. Hay que fomentar, a toda costa, una mayor producción,mas bienestar para la gente pobre”. (Garcés, 1978; Crónica del medio siglo – U. C. V., pág.130)

La política económica impulsada durante el gobierno de Pedro Aguirre Cerda (1938-1941) intento potenciar nuevas áreas que estimulasen la actividad productiva nacional. Esta idea respondía al convencimiento de que, además de los recursos mineros, existían otros recursos naturales en el país suficientes como para acrecentar la capacidad industrial de la nación. Era necesario entonces elegir los sectores y la orientación de los profesionales que el país requería.

El violento terremoto de 1939 que destruyo la zona de Talca al Bio- Bio, obligó al Gobierno a la inmediata formación de un organismo de reconstrucción, auxilio y fomento de la producción, creándose ese mismo año la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) y encargándole hacer realidad la idea antes expuesta con planes sectoriales entre los cuales se encontraba el área de la pesca. Así, surgieron las primeras inquietudes por conocer las verdaderas posibilidades de los recursos del mar chileno, sus características, sus volúmenes y distribución, elementos básicos para fomentar la actividad pesquera y el consumo interno de los productos marinos.

En base a la conversación del entonces Nuncio Apostólico de Chile y el Rector de la Universidad Católica de Valparaíso y las necesidades que vivía Chile en ese entonces se creó la carrera de Ingeniería de Alimentos. Carrera que desde sus orígenes está orientada netamente a la industria de los alimentos, buscando optimizar su producción entregando alimentos seguros a la población con un marcado rol social el cual va de la mano con el desarrollo del país, y que se ve reflejado en las dos ideas fuerzas que son la base de su creación, “La disminución de los niveles de desnutrición (problemática de la década del 50 en Chile) o la mayor equidad en la distribución de los alimentos (problemática actual en el mundo), y la segunda idea que es también completamente vigente que es el “Aprovechamiento de los Recursos Naturales y principalmente pesqueros que dispone el país”.

Con el paso de los años las necesidades del consumidor y las características de la industria han ido cambiando. Hoy en día se necesitan alimentos sanos, que aporten todos los nutrientes necesarios, que otorguen un bienestar al organismo, pero que además tengan buen sabor, color y textura. Así mismo, las necesidades de nuestro país ya no son las mismas que hace cincuenta años. Hace aproximadamente 10 años se anunció el inicio de un proyecto muy ambicioso por parte del Estado que tenía como objetivo transformar a nuestropaís en un líder mundial en producción de alimentos. El plan se denominó “Chile Potencia Alimentaria” y el primer plazo se fijó en 2010, cuando Chile cumpliese 200 años de vida independiente.

Con el correr de los años la fecha de cumplimiento de tal objetivo debió ser modificada en más de una oportunidad. Actualmente se ha fijado un plazo más extenso. Pero eso no es todo, el desafío ahora es mayor por cuanto el slogan es “Chile Potencia Agroalimentaria y Forestal”.

Alcanzar la condición de potencia alimentaria es un desafío tan interesante como complejo. Significaría estar a la par con países como Australia, Canadá, Holanda o Estados Unidos en lo que a producción y legislación en alimentos se refiere. Sin embargo cabe preguntarse si la industria nacional está en condiciones de alcanzar tamaño objetivo. La experiencia vivida con el virus ISA en la industria del salmón nos puso en alerta y nos llamó a reflexionar acerca de las fortalezas y debilidades de la industria de alimentos nacional y del desarrollo sustentable de una industria que creció de manera descontrolada y que sólo en dicho momento pudimos dimensionar el tamaño de sus operaciones.

Situación similar enfrentamos en 2008 cuando una normativa más rígida en control de dioxinas nos cerró las puertas de un mercado tan importante como el coreano para la carne de cerdo. Y a nivel interno problemas sanitarios en el expendio de carnes, los errores en la formulación del suplemento alimenticio ADN, el exceso de sal en galletas y productos horneados y, más recientemente, el no cumplimiento de la legislación respecto del contenido de grasas trans en margarinas han llamado tremendamente la atención del consumidor interno. ¡No es fácil entonces ser Potencia Alimentaria!

Por lo tanto, y como en toda carrera de nivel universitario, se necesitan profesionales con un compromiso y una responsabilidad social real, para poder transmitir este mensaje al Estado, a las empresas y sobre todo a las empresas de alimentos. La responsabilidad que tenemos los Ingenieros de Alimentos es enorme. Una partida o un batch de productos defectuosos pueden dañar a una gran cantidad de personas, pueden cerrar mercados internaciones de millones de dólares anuales o pueden producir daños irreparables al medio ambiente.

Por ello es que los Ingenieros en Alimentos tenemos una responsabilidad directa con la salud pública y con el desarrollo económico del país, pero esta responsabilidad no es del todo valorada o por lo menos así lo sentimos al momento de analizar la casi nula injerencia de los ingenieros de alimentos en las políticas del área emanadas por el Gobierno, es por lo anterior que se necesita un visión ingenieril en los procesos y criterios por ejemplo de fiscalización para de una vez por todas lograr una real actualización normativa adecuada a todas las realidades y analizando al alimento o al proceso como un sistema donde interactúan muchas variables, se necesita la inclusión real y efectiva de profesionales Ingenieros de Alimentos en los equipos encargados de la actualización y modernización del sector en el pais.

Finalmente recuerde que detrás de cada alimento que consumió hubo un Ingeniero de/en Alimentos o en Industria Alimentaria a cargo de su producción.

Paulo Díaz Calderón

Presidente del Colegio de Ingenieros en Alimentos

www.ciach.cl

 


Por Lector Agro
Etiquetada en: , .



9 respuestas a "¿Quien está detrás de los alimentos?"

  1. Jorge Aldemar Rivera Motta dice:

    Buenas tardes a todos, el articulo es muy bueno ya que a grandes rasgos define lo que somos y hacemos los ingenieros de alimentos.
    A veces me pregunto de que sirve de que hallan reuniones mundiales acerca de la alimentacion sino se nos tiene encuenta como los profesionales idoneos que somos en el campo alimentario, un saludo a todos mis colegas latinoamericanos desde Colombia. Muy orgullosamente.
    Jorge Aldemar Rivera Motta
    Ingeniero De Alimentos

  2. DINA BARRIONUEVO dice:

    muy bueno tu artículo, tenemos que continuar disfundiendo nuestra profesión, soy licenciada en bromatologia provincia de catamarca argentina estamos en contacto saludos dina

  3. hugo roldan dice:

    Hola:Muy bueno el artículo publicado,es esta una de las formas de crear conciencia en la población sobre los alimentos y bregar desde la profesión que se controle en
    los distintos estamentos sanitarios.Felicitaciones al colegio.Atentos Saludos.Agronomo Hugo Roldan-Periodista Agrario

  4. Luis Abarca dice:

    felicitaciones al Colegio de ingenieros en Alimentos, a seguir trabajando por alimentos sanos e inocuo junto a los ingenieros en Alimentos.

  5. Gonzalo Letelier dice:

    Excelente comentario y la iniciativa del Colegio. Los Ingenieros de Alimentos son profesionales muy importantes en las empresas de alimentos y con una gran responsabilidad en producir alimentos sanos e inocuos. Queda mucho por hacer y por fortalecer por sobre todas las cosas empresas socialmente responsables. No venderles a la gente más humilde margarinas con más grasas trans de las declaradas, a nuestros niños kilos de sal en las galletas y los cereales, o señalar que una bebida es “fuente de hidratación” cuando el aporte de azúcar es muy grande.

    Saludos a todos los Ingenieros de Alimentos!!

  6. Lucas dice:

    Hola, son Ingeniero en Alimentos de Argentina y me parece excelente el artículo.
    Aquí tampoco somos muy valorados los ingenieros en general, ni hablar de nuestra rama que es desconocida casi absolutamente. Yo creo que para que un país logre ser desarrollado necesita de ingenieros, por lo que la industria alimenticia si quiere evolucionar, va a tener que empezar a “averiguar” quienes somos.
    Saludos!

  7. Eng Valdir Spaniol dice:

    Muito bom o artigo. Acredito que a profissão de Engenheiro de Alimentos ainda seja pouco conhecida em relação a grande importancia que tem no contexto alimentar. Aqui no Brasil estamos batalhando por mais espaço, não somente na atuação no setor alimentar, mas tambem na fiscalização do setor e na elaboração de normas e regulamentos. A valorização do profissional perante as industrias tambem esta se valorizando, mas falta ainda apoio dos conselhos regionais na questão de apoio e fiscalização das industrias para verificar se tem engenheiro trabalhando o que deveria ser obrigatorio para toda industria. Uma luta esta que terá otimos resultados principalmente para a população que terá acesso a alimentos seguros, funcionais e de custo honesto. Gracias por esto oportunidad. Saludos

  8. Christofer cárcamo dice:

    Excelente nota, muy buena la historia y el presente de la carrera y la poca valoración por las entidades gubernamentales, espero algún día logre el realce que se merece nuestra carrera y que todos los estudiantes y los profesionales, la valoremos como tal. Un saludo al autor de la nota. Y a seguir difundiendo los beneficios que otorga nuestra carrera a la industria y como tal al bienestar de las personas.

  9. verónica cárcamo dice:

    Buenísimo el artículo!! sólo queda difundir para que podamos evolucionar en las políticas de manera más concreta y profesional.

Deja un comentario

Connect with Facebook

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>