Inicio 16 de febrero de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



La revolución silenciosa del aceite de oliva made in Chile


Chile posee condiciones ideales para la producción de aceite de oliva, lo que ha dado pie a una verdadera revolución de este producto, que debiera dar buenos dividendos durante la próxima década.

El surgimiento de conceptos como la alimentación sana, en el cual se enmarca la llamada “dieta mediterránea”, sumado al posicionamiento de Chile como un terreno fértil para los mejores aceites, pone de manifiesto que estamos frente a un fenómeno que amenaza con cambiar el mercado nacional como en su minuto sucedió con el vino que hoy es altamente demandado en las mesas de los cinco continentes.

En efecto, los productores nacionales han incrementado sus volúmenes, están comenzando a exportar y ya obtienen premios en el extranjero. Al de Chile sólo es producción de aceite extra virgen, que tiene la mejor calidad y en términos de precio no compite -deja muy atrás- con los aceites vegetales o de maravilla, notoriamente más baratos.

Todo lo anterior determina, por ejemplo, que el segmento vegetal llegue al 95% de los hogares, el de maravilla lo haga al 73% y el de oliva, sólo al 17% de ellos, de acuerdo a cifras de AC Nielsen. La misma consultora indica que el consumo de aceite de oliva está mayormente asociado al grupo socioeconómico alto.

Según datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) el primer semestre de 2005 las exportaciones de este producto totalizaron US$ 281.147, un 145% más que los retornos anotados en el mismo lapso de 2004, mientras que a nivel anual los envíos alcanzaron US$ 1.110.650 FOB (datos lexis Nexis), es decir, unas 250 toneladas.

A la fecha existe una superficie estimada de 7.000 hectáreas con olivos en el país, y el sector privado estima que aceites de oliva extra vírgenes chilenos de excelente calidad serán capaces de lograr mercados importantes, tanto en Europa y Estados Unidos como en Asia, alcanzando cifras de exportación entre 100 y 120 millones de dólares en 2015.

En relación al volumen de los embarques, en el primer semestre del ejercicio anterior se enviaron 71 toneladas de aceite de oliva. Esta cifra es 439% mayor que la anotada en igual período de 2004, cuando llegó a 13 toneladas. Los principales países de destino del aceite de oliva fueron Brasil (28%), Argentina (22%), Estados Unidos (19%), México (12%), Corea del Sur (7%), Alemania (4%) y Perú, Japón y Bélgica, con 2% de participación, respectivamente.

Los estudios más recientes indican que sus sanas propiedades convertirán al aceite de oliva extra virgen en uno de los productos de alimentación clave en el mercado agroalimentario.

Expertos italianos comparten experiencia

La región italiana de Toscana es conocida por poseer buenos productos agroalimentarios y en particular por la fabricación de aceite de oliva extra virgen de alta calidad.

Promofirenze, Agencia Especial de la Cámara de Comercio de esa región, tiene como misión apoyar y promover a las pyme de Florencia y Toscana para poder exportar hacia otros mercados.

Considerando su conocimiento de este sector específico y el alto número de pequeñas y medianas empresas que tienen potencial para desarrollar esta actividad en Chile, esta entidad en conjunto con Eurochile realizará una capacitación en la que podrán participar 12 pyme nacionales.

El curso se llevará a cabo entre los días 21 y 24 de marzo próximos y estará a cargo de 5 expertos italianos que compartirán su experiencia, tanto en la producción como en la mano de obra empleada para producir aceite de oliva extra virgen, así como en el manejo de las tecnologías más avanzadas.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: , , .