Inicio 25 de febrero de 2013

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



Crearán biocontroladores para atenuar pérdidas de tomates de Azapa


Se decidió trabajar con biocontraladores, ya que las bacterias, hongos y levaduras han demostrado ser una alternativa al control tradicional de los microorganismos que causan enfermedades.

Superar las pérdidas por rendimiento debido a enfermedades que inhiben el crecimiento y producción del tomate en Arica, es el objetivo de una iniciativa que, a través del cultivo de biocontroladores nativos, mitigará los efectos dañinos de los hongos que más afectan a este tipo de cultivos.

El proyecto —cofinanciado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura— es ejecutado por la Universidad de Tarapacá (UTA), con el apoyo de la empresa Bio Insumos Nativa.

“Para atenuar los efectos de estos organismos que causan enfermedades en las plantas, los productores han estado fumigando los suelos con productos químicos tóxicos con un costo cercano a $3 millones por hectárea. A pesar de ello, las pérdidas asociadas a estos fitopatógenos fluctúan entre 20 a 40% en promedio, existiendo incluso pérdidas cercanas al 100%”, indica el coordinador de la iniciativa, el doctor de la UTA, Germán Sepúlveda.

Agrega, que por medio de la selección, evaluación y producción de agentes biocontroladores (ABC), en este proyecto se pretende dar una solución más económica y sostenible al problema; junto con ello se espera concebir nuevos procesos y formulaciones que generen patentes de invención; además de comprometerse con la empresa Bio Insumos Nativa para llevar a cabo el proceso de producción y comercialización de los productos finales.

El porqué de la fórmula

Se decidió trabajar con biocontraladores, ya que las bacterias, hongos y levaduras han demostrado ser una alternativa al control tradicional de los microorganismos que causan enfermedades, más amigables con el medio ambiente. Su contribución radica en que presentan modos de acción diferentes a los agroquímicos.

Por esto, pueden ser aplicados en rotación con pesticidas para reducir el desarrollo de resistencia. Sin embargo, su efectividad en muchos casos está supeditada a las condiciones de uso o a las condiciones ambientales imperantes en el campo.

En el valle de Azapa, Arica, se producen 100.000 toneladas al año de tomate para consumo fresco, lo que supone un 13% de la producción nacional. Las pérdidas de rendimiento se deben principalmente a enfermedades como el hongo Fusarium oxysporum y nemátodos del género Meloydogyne


Por Lector Agro
Etiquetada en: .



Deja un comentario

Connect with Facebook

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>