Inicio 18 de septiembre de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



“spray” de aloe vera para viñas


Quizás todo esto evoque extrañas estampas de uvas repantingadas en una hamaca y leyendo novelitas en rústica, pero la solución ha funcionado. Las uvas de California, como las actrices en ciernes de Hollywood que utilizan crema hidratante Factor 35 y bronceadores pulverizados, se mantienen libres de arrugas.

Los viticultores se preguntan ahora si untando otros cultivos con protector solar se les podría proteger del calentamiento global; particularmente los tomates, de los que es bien sabido que son muy sensibles al calor.

Aaron Pott, enólogo de la bodega Quintessa, sostiene que sus uvas sin arrugas son la demostración de que el ‘spray’ solar funciona. Otra cosa es que los críticos estén de acuerdo. Sin embargo, el ensamblaje de Quintessa (cabernet sauvignon, merlot y cabernet franc), que madura en barricas de roble francés en cuevas excavadas en la ladera del Napa, está muy bien consideradao suele obtener más de 90 puntos en la revista ‘Wine Spectator’ y en los restaurantes una botella llega a costar 200 dólares.

"Las uvas con las que se elabora el cabernet sauvignon se enfrentan en su exposición al sol a los mismos peligros que preocupan a las bañistas en bikini", afirma Pott. "Todos conocemos de sobra los beneficios del aloe vera a la hora de protegernos de los perjuicios del sol. Lo único que hicimos fue aplicar la evidencia a las viñas".

No es que el ‘spray’ solar de las uvas sea exactamente la misma que el de las personas. Por lo que respecta a la elaboración del vino, se trata de abono orgánico pulverizado que contiene pequeñas cantidades de aloe vera y yuca, unos ingredientes que comparte con los tratamientos contra el sol que utilizan los seres humanos.

Pott, licenciado por la Universidad de Borgoña y que anteriormente trabajó en bodegas de Burdeos y Chile, emplea otras técnicas que también deberían resultarles familiares a los pálidos turistas británicos. Hace que las hojas de la vid crezcan hasta que proporcionen a las uvas una sombra natural, y además las rocía con agua fresca en los momentos críticos.

Todo esto es parte de una técnica agrícola que se conoce como biodinamismo y rechaza el uso de pesticidas artificiales, herbicidas y fertilizantes. La inició en los años 20 el filósofo austríaco Rudolf Steiner, anticipándose tanto al movimiento de la agricultura orgánica como a la toma de conciencia sobre el cambio climático.

Un principio capital del biodinamosmo es la teoría de que uno puede fabricar ‘sprays’, o lo que Steiner llamaba ‘infusiones’, a partir de plantas que posean ciertas cualidades, como la capacidad de resistir a la sequía, y emplearlos sobre otras plantas para conferirles la misma protección.

Pott utiliza entre 150 y 250 gramos de yuca por hectárea, y entre 300 y 400 de gel de aloe vera por hectárea, mezclando cada una de ambas sustancias con un ‘spray’ de abono orgánico. Como el ‘spray’ está completamente diluido, para cuando las uvas se recolectan ya no queda ningún residuo.

En cuanto al sabor de la primera uva del mundo cultivada con ‘spray’ solar, los expertos tendrán que esperar más tiempo del habitual para satisfacer su curiosidad: los 48º a los que se ha llegado este verano han demorado la cosecha unas semanas al provocar bloqueos de maduración. Sin embargo, Potts se muestra confiado: "Con esta clase de tratamientos, realmente, no estamos más que tocando la punta del iceberg".


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .