Inicio 11 de marzo de 2013

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



Gobierno financió proyecto de inocuidad alimentaria por $600 millones


Se trata de una iniciativa que se desarrolló en el sector porcino. Autoridades comentaron que las metas se alcanzaron con "alto nivel de cumplimiento".

Con altos niveles de cumplimiento de las metas propuestas cerró el Programa de Reconversión del Sector Porcino —realizado por la Asociación Gremial de Productores de Cerdo (Asprocer) y que cofinanció la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura—, y cuyo objetivo central fue asegurar la inocuidad de la producción de la industria.

Así lo comentaron desde el mencionado organismo. La iniciativa —que terminó su ejecución tras cuatro años de trabajo— tuvo por objetivo desarrollar e implementar un programa de aseguramiento de inocuidad alimentaria que integrara a todos los actores de la cadena del rubro porcino (proveedores de insumos, plantas de alimentos, planteles y plantas de faena), con énfasis en Dioxinas, Furanos y dl-PCBs.

Los recursos usados

La inversión total involucrada en la iniciativa ascendió a $1.272 millones, de los cuales FIA —con recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad Nacional (FIC N)— cofinanció el 47%. El resto fue aportado por los socios de ASPROCER, gremio que representa el 90% de la producción total del país y agrupa a la totalidad de las empresas que exportan.

La iniciativa busca dar mayor sustentabilidad a la producción y exportación de carne de cerdo y sus productos, dando garantías a los mercados externos. El año pasado, según cifras de ODEPA, los embarques del sector sumaron US$ 476 millones con un incremento del 18% respecto del 2011.

La oferta porcina se vende en cerca de 40 mercados, siendo los principales compradores Japón y Corea del Sur. Más atrás se ubican la Unión Europea y América Latina.

Como resultado final de la iniciativa, las 106 empresas participantes —proveedores, plantas de alimentos y planteles— registraron un promedio de 98% de cumplimiento de los requisitos mínimos establecidos en la “Normativa de requisitos mínimos referente a dioxinas, furanos y dl-PCB’s”.

Organismos involucrados

Además, durante el 2011 fue que el SAG reconoció el programa de dioxinas a través de la resolución Nº 3442, la cual establece al programa de autocontrol de dioxinas como requisito de exportación para carne de cerdo.

En detalle, al finalizar el proyecto cofinanciado por FIA, el nivel de cumplimiento de los proveedores de la industria fue de 95,6%; de las plantas de alimentos, 99,8% y de los planteles porcinos, de 99%.

La ejecutiva de innovación de FIA y supervisora del PDT, Natalia Díaz, explicó que con estos resultados la industria porcina nacional da garantías adicionales a los países de destino respecto de la inocuidad de su oferta y, además, logró reforzar el sistema de trazabilidad existente con el objeto de detectar futuras fuentes de contaminación.

También en el marco del programa se realizaron cursos de capacitación en las que participaron 516 personas pertenecientes a los distintos eslabones de la cadena productiva de carne porcina de exportación.


Por Lector Agro
.



Deja un comentario

Connect with Facebook

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>