Inicio 14 de marzo de 2013

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



La industria vitivinícola y una nueva vendimia


"Para las viñas, que son el poder comprador, no es viable que el porcentaje de vinos que no vienen de sus viñedos propios, esté sujeto a estos cambios drásticos de precios de uva que no les permiten ir construyendo el perfil consistente que se requiere"

Nos encontramos iniciando una nueva vendimia. Ya hay fiestas ad-hoc a uno y otro lado de la cordillera que nos recuerdan que no se trata de una cosecha más de fruta sino el inicio de un proceso en que se conjugan técnica, experiencia, dedicación, arte y pasión, que culminará
muchos meses, y en muchos casos, años, más tarde con el descorche de una botella. Aquí una mirada a los hechos concretos de esta temporada.

Las primeras cosechas de uvas blancas para vino base de espumoso partieron a inicios de febrero en las zonas más tempranas, pero en general para la vendimia 2013 se pronostica un atraso de 5 a 10 días con respecto al 2012, dependiendo de la zona.

En cuanto al nivel de producción se observa un alza en los rendimientos comparado también con los valores del año anterior, situación que aún tiene un margen de variación, sobre todo en los segmentos de uvas de mayor calidad, porque se pueden realizar manejos como raleo de racimos en verde.

La temporada 2012-2013 ha estado marcada por la inestabilidad climática, una primavera inusualmente lluviosa, y asociado a eso, la necesidad de un mayor control y trabajo en el viñedo para evitar la aparición de enfermedades como oídio y botritis.

No hay que olvidar que al analizar los rendimientos de un año determinado, debemos volver la mirada dos años hacia atrás. Así es que la producción que tendremos en el 2013 está determinada por la brotación de la primavera del 2012 y ésta a su vez por las condiciones
climáticas de la primavera del 2011, período en el cual ocurrió la inducción de las yemas de vid.

Y está, por otra parte, el tema de los precios, tanto de la uva como de los vinos que se transan a granel. Es importante dar una mirada en perspectiva para analizar la situación actual de precios y observar cómo éstos responden a un comportamiento cíclico, por lo tanto, la
situación de precios en la que nos encontramos ahora es una tendencia hacia la parte baja del ciclo.

No es el propósito de esta columna, pero si hacemos un análisis de la serie de precios promedio de uva por temporada, por categoría, en términos reales, y en un horizonte de 15 años, veremos con claridad cómo se ha dado este ciclo.

El fenómeno cíclico, si bien no es particular sólo de la industria vitivinícola chilena, en nuestro país tiene el defecto de que muestra una gran brecha entre los precios peak y los precios valle de la curva. La toma de conciencia del fenómeno cíclico debiera permitir que los distintos actores, productores viticultores y Viñas como poder comprador, se vayan preparando para los distintos períodos. Sin embargo, este marco teórico se desmorona cuando la brecha es tan marcada entre ambos precios.

Aquí hay un tema urgente por resolver ya que no es sustentable para los viticultores estar a merced de estos cambios drásticos de precios que no les permiten trabajar en lo que realmente se necesita como industria: trabajos en el viñedo para apuntar a pureza varietal y sanitaria, conocimiento de los terruños, “ingeniería” en la producción.

Por el lado de las Viñas que son el poder comprador, tampoco es viable que el porcentaje de vinos que no vienen de sus viñedos propios, esté sujeto a estos cambios drásticos de precios de uva que no les permiten ir construyendo el perfil consistente de vinos que atiende las
necesidades de los consumidores a los que están enfocados.

Descontados los factores externos que pueden influir en la determinación de precios -por ejemplo rendimientos y producción de otros países, eventos excepcionales como una catástrofe natural -se debiera dejar de lado el escenario monopólico que fija precios arbitrariamente induciendo estas brechas tan importantes en el ciclo.

Para terminar, como sinceros deseos para nuestra industria al inicio de esta nueva vendimia, espero que ésta se desarrolle en las mejores condiciones, con temperaturas moderadas y sin lluvias. Sin embargo, que éstas lleguen abundantes durante el invierno para acumular lo necesario en embalses y viñedos de secano y que los viticultores y enólogos cosechen uvas en las mejores condiciones para lograr los vinos que perfilan.

¡Buena vendimia y salud para todos!

Adriana Cerón

Jefa Carrera

Administración de Negocios de la Industria del Vino

I.P Instituto Profesional de Artes Culinarias y Servicios Culinary.


Por Lector Agro
Etiquetada en: .



Deja un comentario

Connect with Facebook

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>