Inicio 01 de septiembre de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



Cultivan hongos en mina subterránea de Atacama


Proyecto de cultivos de hongos en minas subterráneas abandonadas de la microempresa familiar "Torcast Ltda".

La actividad, en la cual participaron microempresarios y emprendedores de Atacama, tuvo por finalidad conocer el funcionamiento de los cultivos de champiñones ostras y analizar la posibilidad de replicar la iniciativa en otros puntos de la región y el norte del país.

Proyecto

El proyecto piloto “Cultivo de hongos comestibles en minas subterráneas ya explotadas de la Región de Atacama”, fue creado por Víctor Ossandón y Cristian Castro, egresados de Ingeniería Civil Industrial de la Universidad de Atacama.

Para realizar su proyecto de tesis, tomaron la mina Cecilia 1 al 4, ubicada 20 kilómetros al sur de Copiapó, para colonizar uno de sus socavones con más de un centenar de mangas recubiertas de semillas de este hongo. Gracias a las excelentes condiciones (80 por ciento de humedad y 18 grados de temperatura permanente), descubrieron que los champiñones ostras crecían y se reproducían en un corto plazo. El negocio es bastante auspicioso si se considera que un kilo de este producto cuesta entre 5 y 6 mil pesos, y que por cada manga se pueden obtener varios kilos durante tres cosechas.

El director regional de SERCOTEC indicó que “nuestro aporte fue creer en esta idea emprendedora, y apoyarla con un Capital Semilla para implementarla. No se contradice con las faenas mineras, puesto que sólo se utiliza una parte de la excavación. Es decir, en determinadas circunstancias, se pueden desarrollar ambas actividades productivas, con los debidos resguardos medioambientales, sanitarios y de seguridad”.

Actualmente, “Torcast Ltda” tiene una nueva socia, Verónica Zuleta, quien exprfesó que sólo falta la autorización sanitaria para iniciar la comercialización de sus productos. “Hemos tenido conversaciones con varias empresas para distribuir los champiñones ostras en la ciudad, y ya estamos listos para vender nuestra producción a una cadena de supermercados de la región”, explicó.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .