Inicio 26 de agosto de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



Vivero Antumapu: especialistas en especies nativas


Robles, alerces, canelos, mañíos, araucarias, ulmos, espinos, peumos y quillayes son algunas de las especies de árboles nativos existentes en Chile. El bosque nativo cubre una superficie aproximada de 13,4 millones de hectáreas, lo que representa el 17,8% de la superficie del territorio nacional.

Este es el incentivo mayor con que se trabaja en el Vivero Antumapu: apoyar la forestación de nuestro país con especies autóctonas. Con cerca de 30 años en de existencia, el vivero a cargo de la Facultad de Ciencias Forestales es uno de los más completos a la hora de conseguir árboles nativos y exóticos para reforestaciones o plantaciones. Nace en 1976 cuando el decano de la época, Profesor Manuel Contreras, decide comercializar las plantas excedentes de las actividades de docencia e investigación. Es así como decide poner a cargo del nuevo desafío al Ingeniero Forestal y académico, Sr. Angel Cabello, quien se mantiene en dichas funciones hasta el año 2003.

Desde ese momento, la producción de plantas estuvo dirigida de preferencia a las especies nativas arbóreas y arbustivas de la zona central de Chile, complementada con exóticas leñosas adaptadas a condiciones de aridez. En una temporada normal se propaga una gran diversidad de ejemplares, cerca de 180 especies nativas (árboles, arbustos, cubresuelos) y más de 250 exóticas (árboles, arbustos, plantas de interior, yerbas medicinales, etc….)

Además de las labores de extensión, principalmente en la promoción del uso de las especies nativas como ornamentales, se realizan también actividades de investigación, gran parte de ellas a través de memorias de pregrado. Además, se producen a pedido, importantes cantidades de plantas para el establecimiento de plantaciones experimentales y de recuperación de áreas degradadas o de restauración de vegetación nativa eliminada por la construcción de oleoductos, tendidos eléctricos de alta tensión, construcción de caminos y actividades mineras, entre otras.

Un trabajo especializado

El vivero Antumapu tiene la capacidad de trabajar con gran cantidad de especies, aún con aquellas desconocidas, de las que no existen antecedentes bibliográficos de propagación. Este trabajo con múltiples especies ha dado a conocer a nuestro vivero en el ambiente de los profesionales del paisaje ya que aquí es posible encontrar un gran número de especies nativas, arbóreas y arbustivas, que habitan en las regiones centro-sur, por lo tanto bien adaptadas a las condiciones ambientales de la ciudad de Santiago y alrededores. Asimismo, cuenta con una gran variedad de especies exóticas, particularmente aquellas resistentes a la sequía.

Desde un comienzo, se impuso como misión del vivero fomentar el empleo de especies nativas como ornamentales, labor que se ha cumplido a lo largo de los años. Además, el vivero ha jugado un papel importante en prácticamente todas las plantaciones que se han realizado en el Campus Antumapu, incluyendo las realizadas en la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias, y en otras facultades.

Investigaciones y Proyectos

En el Vivero Antumapu, en conjunto con el Laboratorio de Semillas del Departamento de Silvicultura, se han realizado numerosas memorias de título, particularmente relacionadas con la propagación de especies nativas cuyos resultados han contribuido a mejorar la producción de plantas en el vivero y a incrementar el número de especies cultivadas.

Desde 1997 ha sido visitado por los alumnos de enseñanza media que participan en el Programa EXPLORA-CONICYT “Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología” y desde antes por los alumnos de enseñanza media que van a ingresar a la universidad, dentro de las actividades de orientación de la Facultad.

Infraestructura

La Facultad cuenta también con otros viveros ubicados en las afueras de Santiago. Uno de ellos es el Vivero Rinconada el que produce principalmente plantas en tierra, de dos y más temporadas, sobre 1,80 m de altura para plantaciones urbanas en calles y parques. Mientras que en Antumapu se producen plantas en recipientes, bolsas de polietileno y tubetes, de una y dos temporadas de crecimiento. Ambos viveros funcionan aunadamente a cargo de la Técnico Forestal Sra. Ana Alvear, con una capacidad anual combinada de cerca de 800 mil plantas.

En Antumapu se cuenta con un invernadero de 30 x 8,5 x 3,4 m (255 m2), de estructura metálica, con sistema de riego aéreo, y mesones para acomodar speedlings, con una capacidad de alrededor de 54.000 tubetes, y dos mesones más fuera del invernadero con una capacidad total de 95.400 tubetes. Además de incorporar el sistema de bandeja-tubete a la producción de plantas, de esto hace varios años (la bandeja se introdujo en Chile en 1990), se comenzó a usar la corteza de pino como sustrato y se han probado otros, así como mezclas de ellos.

Como una forma de incentivar a los alumnos, académicos y funcionarios a acercarse a Antumapu a adquirir plantas, la encargada del vivero ofrece un 5% de descuento a quienes menciones que son parte de nuestra Universidad. ¿Qué mejor?


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .