Inicio 17 de agosto de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



vecinos de los ángeles se capacitan en viveros forestales y manejo de cultivos agrícolas


Este FONCAP, que inicia su segundo año de operaciones en la región, está orientado a contratar, formar y propiciar la integración laboral en el ámbito privado y microempresarial, relacionado con el sector agroforestal, estimulando la superación de la cesantía a través de la formación y, por lo tanto, la adquisición de nuevas competencias personales y laborales en actividades relativas al ámbito agroforestal.

En la región, el programa beneficia a 250 personas de Ñuble y Bío Bío, de las cuales 125 corresponden a esta última provincia.

PROFOCAP, que se aplica entre los meses de julio y octubre, entrega posibilidades a las personas de diferentes sectores que se encuentran sin trabajo, y pertenecientes al Programa Chile Solidario, para realizar diversas labores relacionadas al ámbito agrícola y forestal, como manejo sustentable del bosque nativo, turismo rural, obras de recuperación de suelos y recolección y procesamiento de avellanas, entre otros.

En el predio de Duqueco, que administra CONAF y que se ubica 10 kilómetros al sur de Los Ángeles, los treinta y siete beneficiarios se adentran en los conocimientos agroforestales para luego desempeñarse como operarios en viveros forestales y manejo de cultivos frutícolas.

Ana Erices Parada tiene 23 años, es capataz del grupo y corresponde al 58% de la fuerza femenina en Duqueco. Para ella, PROFOCAP le ha dado una nueva oportunidad para surgir y valerse por sí misma: “Esto nos está ayudando, primeramente en lo económico, porque somos personas de escasos recursos y no hemos encontrado trabajo. Y en segundo lugar, la otra gran oportunidad que nos da CONAF es el capacitarnos en un trabajo que no cualquiera puede hacer, porque para trabajar en vivero hay que tener cuidado y mucha precisión”.

La experiencia adquirida desde la niñez en labores agrícolas ha permitido a Héctor Sánchez Cid ser un apoyo importante para sus compañeros. Asegura que haber crecido en el campo “le entrega a uno conocimientos prácticos en la agricultura. Aunque me manejo más en el trabajado de fumigación, cosecha y limpieza de frutillas, de alguna u otra forma tiene relación con la manipulación de las plantas de viveros”.

Junto con ello, destaca positivamente las charlas sobre microemprendimiento, “porque es una forma de subsistir de aquí en adelante y no siempre estar dependiendo de que alguien nos de trabajo. Presentar un proyecto no es fácil, pero con intentarlo uno no pierde nada”.

En ese sentido, la capataz agrega que “la psicóloga nos ha estado apoyando en cómo manejarnos para cuando este trabajo llegue a su fin y tengamos que enfrentar el mercado laboral; nos ha guiado en el sentido de seguir luchando y no quedarnos con los brazos cruzados, porque hay que seguir adelante para salir de la pobreza”.

El apoyo de CONAF en la superación de la pobreza

A partir del mes de julio, los beneficiarios se encuentran en la fase de formación y capacitación, para luego, a partir de septiembre, continuar con la etapa de intermediación laboral, ya sea como trabajador dependiente o independiente, a través del microemprendimiento.

Según explica el Jefe Provincial de CONAF Bío Bío, Héctor Soto Ortíz, “este programa especial se inserta dentro de las funciones propias de la Corporación, por lo tanto se incorporan de manera efectiva dentro del trabajo participativo de CONAF con los pequeños propietarios forestales, en comunidades rurales”.

Hace unos días, el Coordinador Nacional de Empleo de CONAF, Manuel Rodríguez Meneses, visitó al grupo de Duqueco y constató los avances de estos vecinos en este desafío laboral: “Es importante destacar el entusiasmo de la gente por aprender, pues no hay mejor forma de luchar contra la pobreza y la cesantía que capacitarse para entrar al mercado laboral. Este programa les permitirá, luego de las capacitaciones, contar con un oficio y tener una mejor posibilidad de obtener trabajo el día de mañana”.

PROFOCAP comenzó a aplicarse el año pasado en las regiones VII, VIII, IX y X. En el caso de la VIII, las provincias favorecidas fueron Ñuble y Bío Bío, al igual que este año. Las comunas de Ñuble participantes en este programa son San Fabián, Pinto, Chillán, Bulnes y Quirihue; y en Bío Bío, las comunas de Antuco, Alto Bío Bío, Los Ángeles y Yumbel.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .