Inicio 08 de agosto de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



reingeniería de ferias de vinos en chile: análisis y proyecciones


Algunos de ellos son encuentros sociales o están enfocados al consumidor final, industria del vino propiamente tal (enólogos, gerentes comerciales) y otros a generar negocios internacionales.

Considerando la crisis de la baja del dólar y el bajo consumo que afecta al sector- además de las agresivas campañas comunicacionales de la cerveza, pisco y ron- han hecho reflexionar a sus organizadores para reinventarse en sus objetivos y así poder ofrecer un atractivo mayor tanto para las viñas, los consumidores y los auspiciadores que apoyan estas iniciativas. Muchos lo han logrado, otros no.

Hace unos días atrás- con menores expositores que años anteriores- se celebró la feria de vinos más influyente del país- Cata & Vino 2006- calificada por sus propios organizadores como la más difícil de realizar de los últimos años- y que dejó claro que fue una muestra impecable y donde la industria del vino Chileno celebra sus mejores logros y medallas, sin embargo, luego de siete versiones con el mismo esquema, debe lograr reinventarse para lograr que se abra a nuevos consumidores y nichos de mercado ávidos por entrar al mundo del vino, pero que no acceden por diversas razones como el elevado costo de la entrada o la poca difusión en nuevos segmentos del consumidor que se haya educado anteriormente mediante cursos de vinos o degustaciones.

En el Valle del Maule, todos los años se reúnen las más de dieciséis viñas en torno a la “Noche del Carménère”, que año a año crece y evoluciona siendo la mayor fiesta de celebración de la cepa emblemática de la zona donde se produce, sin embargo podría ser una excelente oportunidad para internacionalizar a las viñas del Maule, pero que por la falta de experiencia en comunicaciones internacionales, se pierde esa fuerza innata que sería la gran fortaleza para atraer extranjeros de todo el mundo para conocer la perdida cepa francesa que fue redescubierta en Chile.

Otros eventos como el Wines of Chile Awards o el Catad’Or tienen una vitrina significativa de prensa internacional para los productores, por ende es interesante participar por las potencialidades de abrir mercados nuevos, ya que se traen jueces que forman parte de la crítica y de compradores de los mercados a los cuales la mayoría de las viñas exporta. Luego de la obtención de galardones, las bodegas tienen una excusa ideal para adornar sus botellas con sellos y medallas, que es una de las estrategias de marketing más usadas en la industria del vino.

Consultado por los eventos realizados en el país, Max Eyzaguirre de Viña PengWine, bodega que casi no vende en Chile, señala que: “Desde mi perspectiva, algunos eventos son demasiado locales y no atraen a los compradores internacionales que son nuestro foco. Me parecen poco útiles para nuestro objetivo. Su mayor fortaleza es que son una vitrina para los productores que venden en el mercado nacional. Nosotros solo tenemos una insignificante cantidad de cajas disponibles para dejar en Chile. Cuando asisto, como espectador, a estos eventos me parece que la mayoría de los asistentes, que no están relacionados con la industria productiva del vino, están ahí para tomar vino gratis, y otros pocos para ver que hay de nuevo y como están las ultimas cosechas, para decidir que comprar. Estos últimos son la minoría y se destacan porque hacen preguntas y anotaciones de sus preferencia. Ellos si representan para las viñas una buena inversión en la feria, si se justifica económicamente no lo se”

Eyzaguirre es enfático al señalar que: “estos eventos mas me parecen una celebración de la industria para mostrase entre si sus productos, ya que pareciera que los enólogos y gente de marketing son los mas interesados en ver que esta haciendo la competencia.”

INNOVANDO EN EVENTOS DE VINOS

En el valle de Colchagua, se llevan a cabo dos eventos con objetivos claramente diferentes: la tradicional Fiesta de la Vendimia, que reúne a todas las viñas asociadas a la Ruta del Vino del Valle en plena plaza de la ciudad de Santa Cruz y el evento internacional del Salón del Vino, que está pronto a realizarse –los días 25 y 26 de Agosto- séptima versión en el salón principal del Hotel Santa Cruz Plaza. Estos eventos están orientados a mercados objetivos y fechas diferentes- Marzo y Agosto- que los hacen ser muy atractivos para la atracción de flujos turísticos, si lo comparamos con otros valles vitivinícolas que poseen un solo evento al año.

Wine Networking AW, empresa consultora de marketing vitivinícola- con sede en Chile y Argentina- señala que la única forma de crear nuevas sinergias en la industria vitivinícola y revertir el poco interés de parte de las viñas nacionales por participar, es atrayendo prensa y expositores extranjeros, además de potenciales compradores que generen un interés real de asistir.

Es el caso del Salón el Vino en Colchagua, que logró abrir una nueva fecha en el calendario de eventos del vino- el mes de agosto- está contrarrestando la alta estacionalidad de la industria turística/vitivinícola mediante la creación de un concepto de plataforma internacional de negocios al atraer viñas y empresarios de diversos rubros al Valle de Colchagua de todo el mundo.

Este año destaca la presentación de bodegas como Tyrrel´s de Australia, Finca & Bodega VISTALBA del viñatero Carlos Pulenta, Bodega Tapiz, Don Domenico de Argentina, Viña Isabel Estate de Nueva Zelandia, Viña Falernia (Valle de Elqui), Viña Santa Cruz y Neyén del Valle de Colchagua y La Rosa del Valle de Cachapoal, que han visto en esta importante feria de vinos una plataforma internacional en sudamerica para dar a conocer sus líneas de vinos de excelencia gracias a la difusión en una compleja red comunicacional de más de doce países y diez medios especializados de vinos de cuatro países. Han logrado también el patrocinio del Colegio de Agrónomos de Chile y el apoyo de la mayoría de la prensa nacional.

Finalmente, cabe señalar que las ferias de vinos deben realizar una re-ingeniería importante para mantenerse vivos, ya que es algo que está ocurriendo en todo el mundo y no sería extraño que el próximo año vieramos un número menor de eventos del vino, por ende, el desafío está en la mesa y debe ser analizado por todos.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: , .