Inicio 04 de agosto de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



seminario calidad y buenas prácticas agrícolas en la cadena del vino


Con el firme propósito de mejorar el nivel de competitividad de los productores de la industria vinífera en un escenario cada vez más complejo, que se rige por el cumplimiento de los estándares de calidad internacionales- Viñas de Chile estableció con INDAP, un convenio marco que busca desarrollar un completo programa de capacitación técnica de largo plazo para aquellas organizaciones del sector vitivinícola campesino.

Con este fin, se pondrán en marcha talleres, seminarios técnicos y giras tecnológicas para un grupo seleccionado de agricultores de las regiones VI y VII que participan en diversos programas de INDAP.

En el marco de esta alianza estratégica, se llevó a cabo la primera de estas actividades, el Seminario “Calidad y Buenas Prácticas Agrícolas en la Cadena del Vino: desafíos para los pequeños productores vitivinícolas”, iniciativa que tuvo lugar en las dependencias del Hotel Villa el Descanso de Curicó, séptima región.

Pensada para viticultores campesinos, asesores profesionales de INDAP, gerentes de bodegas, viñas, entidades del sector y autoridades de las regiones VI y VII, la iniciativa apunta a analizar en conjunto información técnica relevante, informar respecto de las buenas prácticas agrícolas y entregar una visión global del trabajo del gremio.

Para el Presidente de Viñas de Chile, Aníbal Ariztía, esta alianza estratégica implica “estar mejor preparados para enfrentar los nuevos desafíos, adelantándonos a los cambios, adaptándonos al dinamismo del mercado. El sector del campesinado tiene un rol importante en la cadena productiva, por tanto es clave que los trabajadores estén capacitados según las exigencias internaciones”, dijo.

Históricamente INDAP ha impartido capacitación orientada a empresas, organismos públicos y privados y a personas que buscan insertarse de mejor manera en el mundo laboral. Cuenta con sedes ubicadas en Arica, Iquique, Antofagasta, Calama, Copiapó, La Serena, Valparaíso, Los Andes, Rancagua, Talca, Chillán, Los Ángeles, Temuco, Valdivia, Osorno, Puerto Montt, Coyhaique, Punta Arenas y la Región Metropolitana.

“La realización de este importante seminario es un ejemplo de la nueva política desarrollada por INDAP para implementar efectivos mecanismos de fomento a las actividades productivas capaces de insertarse en una explotación sustentable, competitiva, con mercados establecidos y orientados a una estrategia exportadora, lo que finalmente se traduzca en un mejoramiento del bienestar y expectativas de las familias campesinas.” manifestó el Director Nacional de INDAP, Hernán Rojas Olavarría.

Por su parte, Viñas de Chile a través de su Otic Chile Vinos, desarrolla múltiples proyectos en torno a la capacitación laboral tendientes a mejorar y asegurar un desarrollo de la industria sostenido en el tiempo del más alto nivel. Ambas entidades pueden considerarse socios estratégicos, al optimizar los recursos de los que disponen en términos de experiencia, capital humano e infraestructura.

La jornada de trabajo

Al inicio de la jornada, y luego del la presentación realizada por el jefe del Departamento de Mercado y Encargado del Programa de Buenas Prácticas Agrícolas de Indap, Marco Montagna, quien llamó a los participantes a reflexionar acerca de la calidad y las buenas prácticas agrícolas, ofreció la palabra al presidente de Viñas de Chile, Aníbal Ariztía y Manuel Miranda, jefe de la División Fomento, de Indap.

Ariztía se refirió a “la gran cadena que va desde la producción de la uva a la comercialización del vino chileno en todo el mundo, lo que nos coloca un gran desafío y en el que el pequeño productor juega y debe continuar jugando un papel muy importante”. Y es precisamente en razón de ese papel que el aporte de los pequeños productores para los grandes exportadores de vino es fundamental.

“Más del 80% de la uva vinífera chilena pertenece a propietarios que no producen vino -recalcó el presidente de Viñas de Chile- y dependemos de terceros. Por lo mismo la firma de esta alianza con Indap, para la agroindustria, es de vital importancia. Esto nos obliga a dar asistencia específica a todos los productores, pues nos interesan todos; pero buenos productores, productores responsables para ofrecer productos buenos, baratos y de calidad”.

A nombre de Indap, Manuel Miranda saludó a los participantes y los llamó a trabajar unidos entendiendo que, “en el encadenamiento productivo, las alianzas son fundamentales. Pequeños y grandes productores deben buscar espacios y promover la discusión participativa que no se agota con estos dos agentes. Tenemos que llamar también al Estado, a la industria, a todos quienes forman parte de la larga cadena que culmina con el producto en la mesa de los consumidores”.

Luego de la firma del convenio y de acuerdo con el programa, se presentaron especialistas de primer nivel quienes expusieron sobre diversos temas. Lía Venezián, asesora de Viñas de Chile, por ejemplo, se refirió al papel que juega Chile en el mercado mundial del vino y que coloca a nuestro país en el décimo lugar entre los grandes productores. Explicó también que, si bien es cierto los mercados son receptivos a nuestros productos, “estos últimos años las competencia internacional ha crecido sustancialmente, por lo que la calidad de nuestros vinos debe observarse, cuidarse y promoverse entre los pequeños productores de uva vinífera”.

Del mismo modo, la ingeniera agrónomo y especialista en Buenas Prácticas Agrícolas, Lorena Carrandi, dio a conocer los principales criterios que deben observarse para que estas prácticas sean las correctas. Temas como calidad, documentación, cuidado con los riesgos y otros, explicó, “deben generar confianza y responder frente a las demandas de los consumidores”.

La última presentación de la jornada de la mañana fue realizada por el jefe del Departamento de Fomento de Indap, Manuel Miranda, quien se refirió a los elementos de enfoque de la nueva política de fomento de la institución y de cómo se va a trabajar, de ahora en adelante, las estrategias y apoyo a los campesinos que ya estan en el rubro o se interesan por la producción de uva vinífera. Miranda respondió luego todas las consultas que se le formularon, dejando en claro que la institución tiene como misión apoyar este tipo de actividades, pero principalmente fomentar el trabajo de los pequeños productores.

Al finalizar los trabajos, Marco Montagna presentó el programa de trabajo del convenio y trató los objetivos específicos y acciones involucrados en éste.

El seminario fue realizado en el Hotel Villa el Descanso, de Curicó, en medio de un entorno campestre, propicio a la grata conversación e intercambio de ideas entre pequeños productores, especialistas y profesionales de Indap.

Sobre Viñas de Chile.

Viñas de Chile A.G. es una de las organizaciones gremiales más antiguas del país. Fue constituida como Corporación Nacional sin fines de lucro el 4 de octubre de 1950. En 1968, se fusionó con la entidad privada Consorcio de Exportadores de Vinos, pasando a denominarse “Asociación de Exportadores y Embotelladores de Vinos de Chile”. En 1980, a raíz del DL 1757, debió adecuar sus estatutos transformándose en una Asociación Gremial, que mantuvo el mismo nombre.
Existe, en una sola y misma entidad, una trayectoria ininterrumpida de vigencia y actividad sectorial de 55 años. Viñas de Chile A.G. está estrechamente ligada a la producción de vinos, al desarrollo de la industria vitivinícola chilena, y a la participación del Estado respecto a ese proceso, desde mediados del siglo XX. Su labor ha sido muy significativa ya que ha estado presente en todos los hitos que han marcado el desarrollo de la vitivinicultura nacional.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: , .