Inicio 27 de junio de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



aceite de oliva “valle quilimarí”, puerta de entrada al sabor


El valle del río Quilimarí se encuentra al sur de la IV Región de Coquimbo, al este de Pichidangui. Presenta un clima árido estepárico cálido, ideal para el cultivo del olivo, con precipitación media de 170 mm anuales.

Entre los atractivos turísticos de la zona, se destaca su antigua iglesia de Nuestra Señora del Carmen de Palo Colorado, que se remonta al año 1760 y que cada 16 de julio se viste de gala para celebrar la festividad del Carmen con gran cantidad de fieles, en homenaje a la Virgen tallada en madera de palo colorado.

Es en esta hermosa zona es donde opera Agrícola Valle Quilimarí, que nace en 1997 con la adquisición de un pequeño predio que incluye la casa patronal de la antigua Hacienda Los Cóndores y un huerto antiguo de olivos que data de fines del siglo XIX que sobrevivieron sin riego por más de 80 años. Actualmente cuentan con una superficie total plantada de 44 (há), con variedades netamente aceiteras, en las que se destacan : Arbequina, Barnea, Picual, Frantoio, Leccino, Coratina, Liguria y Racimo.

La planta de producción es de origen italiana con una capacidad actual de procesamiento de 700 Kg. de olivas/hora. El aceite recién extraído es conservado en estanques de acero inoxidable con tapa flotante y sello de nitrógeno, evitando así la oxidación del producto y manteniendo intacta su calidad y propiedades organolépticas hasta el momento del envasado.

El aceite de oliva resultante se caracteriza por sus sabores con notas herbáceas frescas. Esto permite que tenga un aroma a frutas y sabores muy equilibrados, que han permitido a "Valle Quilimarí" ganar distintos galardones internacionales.

LOS PREMIOS

Uno de los premios que el aceite de oliva "Valle Quilimarí" ha obtenido a nivel internacional fue en el Concurso Sol D`Oro, realizado en Verona a fines de Marzo de este año. En dicho evento, "Valle Quilimarí" recibió una gran mención dentro de las 20 que otorga el Concurso, en la categoría de Frutado Ligero.

Otro de los certámenes donde ha sido galardonado fue en la XI edición del Premio BIOL 2006 realizado en la localidad de Bari, Italia, y que premia a los mejores aceites de oliva orgánicos. Aquí obtuvo el tercer lugar entre los aceites oliva orgánicos de América con su frutado suave, y se ubicó en el segundo lugar dentro de los aceites chilenos y en tercer lugar a nivel continental..

Y esos no han sido los únicos. Durante el último concurso L.A. County Fair de 2006 realizado en Los Ángeles (EEUU), nuevamente "Valle Quilimarí" fue galardonado por su alta calidad. En esta oportunidad el Blend Frutado Suave obtuvo el premio "The Best of Class" y una Medalla de Oro obtenida por su frutado medio.

"Sabemos que estamos produciendo un Aceite de Oliva extravirgen de excelencia", comenta Alicia Moya, Ingeniero Agrónomo encargada de Marketing y Ventas de Valle Quilimarí, agregando que "nos sentimos orgullosos de que lleve el nombre del Valle, sello que esta reflejado en nuestra etiqueta con la letra "Q" en cobre que representa a Quilimarí, a Quality (calidad), ese es nuestra imagen ante el mundo".

EL ACEITE DE OLIVA

El aceite de oliva es uno de los pilares de la dieta mediterránea. Se conoce en esa zona desde la antigüedad y hay pruebas de su uso en Egipto, Creta y Grecia antigua.

Este zumo de olivas se considera como el aceite más saludable por su gran contenido en ácido oleico, y hay diversos estudios que avalan los beneficios que el consumo del aceite de oliva tiene en la prevención de distintos tipos de cánceres.

El aceite de oliva extra virgen es puro "jugo de aceituna", ya que no ha pasado por un proceso de refinación. Para su obtención solo se utilizan medios mecánicos, sin agregar ningún producto químico y no puede tener una acidez superior a 0,8º. El aceite de oliva extravirgen es el único aceite que se puede consumir inmediatamenete después de extraido.

Por su parte, el aceite de oliva virgen también se obtiene mediante métodos mecánicos en frío, pero posee mayor acidez, que va desde los 0,8 grados hasta los 2º para el fino y hasta los 3,3º para el corriente. Si supera dicha acidez, se denomina aceite lampante y no es apto para el consumo.

El color de los aceites de oliva vírgenes puede variar del dorado al verde oscuro, dependiendo de la variedad de aceituna empleada, y es importante señalar que esta característica no es un atributo de calidad, como cree la mayoría de los consumidores

Su sabor puede ser más o menos amargo, más o menos frutado y más o menos "dulce". En cambio el aceite de oliva "no virgen", al ser en su gran mayoría aceite de oliva refinado, no posee ninguna propiedad organoléptica destacable.

Los últimos estudios acerca del consumo de aceite de oliva en Chile han demostrado que el consumo percápita no es mayor a los 200 grs, mientras que en Grecia es de 22 Kg. por persona al año.

Se puede obtener más información del aceite de oliva "Valle Quilimarí" en su Sitio Web


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .