Inicio 01 de junio de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



proyecto de la universidad de la serena busca adaptar vid a zonas áridas


El proyecto, financiado por INNOVA CHILE-CORFO y ejecutado por investigadores del CEAZA, del Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA Intihuasi y La Platina, y de las universidades de La Serena, de Santiago de Chile y Pontificia Universidad Católica de Chile, tiene como objetivo generar nuevos portainjertos de vid a fin de ajustar este recurso a la escasez de agua, salinidad de suelos entre otras condiciones de estrés presentes en el norte de Chile.

El avance se conseguiría mediante el uso de técnicas genéticas y moleculares. Además, el aporte científico disminuiría los costos de producción y permitiría el manejo sustentable de las plantaciones.

El doctor Andrés Zurita, investigador del CEAZA y director del proyecto, señaló que la importancia económica de la industria vitícola en la III y IV Región con 30 mil hectáreas para consumo fresco, pisco y vino justifica la búsqueda de nuevas alternativas basadas en nuevos materiales genéticos que potencien cualidades intrínsecas de la planta y aumenten la tolerancia a las condiciones locales de este recurso mediante herramientas biotecnológicas.

"Las plantas y en especial las vides, reaccionan a través de diversas respuestas adaptativas a las condiciones de estrés que genera el ambiente, situación que limita su productividad en zonas áridas, tanto a nivel de suelo como al clima" explicó el genetista vegetal.

Según antecedentes del CEAZA, otras dificultades que afectan la productividad y calidad de la uva en el norte se relacionan con la salinidad de las aguas, la compactación y bajo contenido de materia orgánica de los suelos y el daño por nemátodos, factores que alteran el desarrollo radicular de las plantas y disminuirían en un 40 por ciento el potencial productivo de la especie.

Desarrollo del proyecto

La iniciativa, que se extenderá durante 6 años, a través de un programa de mejoramiento basado en genes fundamentales tanto en procesos de desarrollo radicular como en estrés característico de zonas áridas.

Otros componentes que se utilizarán son los beneficios de la variabilidad presente en germoplasma naturalizado en la zona norte. Asimismo, se creará un banco de germoplasma de vides.

Para concretar las metas se usarán técnicas de fisiología, genética molecular, bioinformática, genómica funcional y transformación genética.

Como valor agregado el proyecto pretende favorecer la formación de recursos humanos multidisciplinarios, una de las prioridades del CEAZA, para abordar de manera integral las diversas problemáticas que enfrenta la agricultura regional.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: , , , .