Inicio 16 de mayo de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



agricultores brasileños prevén malos resultados este año


Según un sondeo realizado en abril entre 7.849 productores de todo el país, el 98 por ciento de los empresarios del sector ganadero afirma que su actividad está en crisis.

El 57 por ciento de los agricultores y el 75 por ciento de los criadores de ganado esperan una reducción de rentabilidad y enfrentarán pérdidas en sus negocios en el corto plazo, según el informe presentado por la Confederación en una rueda de prensa.

Brasil es uno de los principales productores y exportadores mundiales de carnes, granos, cereales, oleaginosas y frutas. Su sector agrícola y ganadero responde de un tercio del Producto Interno Bruto (PIB) del país y del 44 por ciento de las exportaciones.

El 76 por ciento de los agricultores cree que en esta cosecha recogerán menos que la anterior, por la menor utilización de insumos, problemas climáticos, ataques de plagas y enfermedades y disminución del área plantada.

El 16 por ciento de los que prevén una reducción espera que ésta sea superior al 50 por ciento entre la zafra pasada y ésta.

El 70 por ciento de los agricultores entrevistados dijo que despidió personal o dejó de contratar empleados para trabajar en la cosecha actual.

En la ganadería, el 75 por ciento de los productores lleva dos años con una reducción de sus ganancias. Debido a la crisis, el 66 por ciento se dijo obligado a reducir el número de sus cabezas de ganado bovino y el 66 por ciento afirmó que pretenden reducir las áreas de pastoreo.

El 88 por ciento espera facturar menos este año en relación al anterior.

Los empresarios del campo atribuyen "la peor crisis de los últimos 20 años" a una fuerte apreciación del real frente al dólar, importaciones, alta carga tributaria, encarecimiento de insumos, altas tasas de interés reales y nominales y factores climáticos adversos.

El viernes pasado el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva anunció un paquete de ayuda para paliar la crisis del sector, lo que incluye la inyección de unos 200 millones de dólares para apuntalar los precios de la soja.

Agricultores y ganaderos han considerado las medidas como insuficientes, por lo que han programado una serie de protestas en carretas y ciudades en los estados agrícolas del interior del país.


Por Daniel Guajardo
.