Inicio 12 de mayo de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



se prepara vii salón del vino en el valle de colchagua


El principal objetivo de este evento es estimular las inversiones y negocios entre productores chilenos y de otros países, y generar intercambio de información para potenciar las oportunidades de negocios.

Esta apertura comercial también se debe a la baja en el precio del dólar, una situación que está afectando a todos los países vitivinícolas, por lo que españoles, franceses, argentinos, sudafricanos, australianos y norteamericanos mueven sus piezas y sus redes de contactos para reestructurarse, crecer y comprar viñas o intereses en otros países.

Uno de esos países es justamente Chile y dentro de él destaca el terroir del Valle de Colchagua que está ubicado en VI Región y que se ha transformado en uno de los más prestigiosos al contar con viñas antiguas y nuevas que están dedicadas a la producción de vinos premium y super premium. Además, los productores de vinos de este valle fueron los primeros en crear una ruta que actualmente cuenta con un tren reacondicionado que traslada a los visitantes en la zona.

Las principales variedades que se producen en el Valle de Colchagua son 10.415 hectáreas de Cabernet, 3.303 hectáreas de Merlot, 1.963 hectáreas de Carmenere y 1.167 hectáreas de Chardonnay.

Los organizadores de la VII versión del Salón del Vino, señalan que: “con todo esto en la mesa, Chile prepara una nueva etapa, donde lentamente se fusionan conglomerados económicos y exportadores para enfrentar el difícil mercado internacional, y de esta forma lograr mejores procesos de negociación y a su vez, un posicionamiento más global que debe ir acompañado de un marketing estratégico”.

Entre los extranjeros que miran con buenos ojos a nuestro país destacan los australianos, por esto, en círculos cerrados se estudian las implicancias que tendría la llegada inversionistas australianos en búsqueda de viñas chilenas para ser compradas, escenario que se ve favorecido si consideramos la baja del dólar y la baja en las exportaciones.

De esta manera, el VII Salón del Vino en Colchagua es una gran oportunidad para concretar negocios y llamar la atención de inversionistas extranjeros, y sobre todo, continuar saliendo al mundo.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .