Inicio 14 de marzo de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



Atacameños administrarán el proyecto turístico “Tatio Mallku”


La dirigencia de las comunidades de Toconce y Caspana enfrentan un nuevo desafío en su gestión: administrar el complejo turístico "Tatio Mallku", que en voz quechua significa "abuelos que lloran en la altura", iniciativa en la que el gobierno de Chile, a través de Conadi, Bienes Nacionales y Sernatur, además de las propias comunidades atacameñas sumado al aporte de mineras como Codelco Norte, El Abra y Meridian, invirtieron alrededor de 82 millones de pesos en la habilitación del complejo turístico.

Esta mañana se inaugurará el proyecto, acto que contará con la presencia de los directivos de las comunidades, el Intendente de la Región de Antofagasta, Jorge Molina, el Director Nacional de Conadi, Aroldo Cayun, la jefa de la oficina local de Conadi, Liliana Cortéz, y autoridades de los servicios públicos y privados involucrados.

La iniciativa fue impulsada por las comunidades atacameñas del sector las que comenzaron a gestionar la administración el año 2002 a través de Bienes Nacionales y la Conadi, entidades que materializaron el artículo 55 de la ley 19.253 -Ley Indígena-, aprobando la solicitud impulsada por las dirigencias de Caspana y Toconce, las que administrarán, durante cinco años, mil 533 hectáreas.

Tatio Mallku beneficiará, directamente, a unas 500 familias y está ubicado en los emblemáticos géiser del Tatio, al interior de la Segunda Región, distantes a 75 kilómetros al noreste de San Pedro de Atacama, a cuatro mil 320 metros sobre el nivel del mar.

El Subsecretario de Planificación, Jaime Andrade Guenchocoy, dijo que iniciativas como estas logran reforzar los parámetros culturales de los pueblos indígenas de nuestro país. Asimismo, la responsable de la oficina de Conadi en Calama, Liliana Cortéz, dijo que Tatio Mallku dará paso al reforzamiento cultural de los beneficiados, materia que ha sido transmitida de generación tras generación. “El turismo ha permitido que los indígenas sean los actores y gestores del rescate de la cultura, y la relevancia del proyecto radica en que nadie mejor que los propios atacameños difundirán sus valores comunitarios a quienes los visiten”, destacó Cortéz.

El proyecto

El objetivo principal de esta iniciativa es conservar y mantener en protección permanente los recursos naturales, paisajísticos, culturales y patrimoniales de la zona los que son reconocidos a nivel mundial y que, gracias esta iniciativa, reforzará además la pertenencia y arraigo hacia el sector.

Tatio Mallku contempla una marcha blanca de tres meses; luego, quienes ingresen a los géiseres tendrán que pagar un monto que se determinará en el Plan de Manejo. Ésta será una instancia que asesorará a las comunidades en la administración del complejo quienes, en conjunto con las comunidades, elaborarán un reglamento que determinará los fines de los recursos que ingresen, entre otros aspectos relevantes.

El proyecto consiste en instalar obras cuyo diseño será pertinente a la cultura atacameña. Por ejemplo, se construyó un albergue con dos dormitorios, dos baños interiores, una cocina, un comedor, una oficina y una sala de estar donde se habilitará una sala de primeros auxilios. Asimismo, se facultó un espacio hasta donde llegarán -por gravedad- las tuberías que transportarán agua para el servicio de los 10 baños del complejo, la que está distante a dos kilómetros del lugar, materia resuelta por las comunidades con asesoría de Conadi.

Otro de los valores ancestrales son las creencias en el ámbito de la salud intercultural, la religiosidad andina y el aprovechamiento de los recursos naturales para pastoreo y extracción de la paja brava para las techumbres del sector, las que serán enseñadas por los guías que trabajarán en el lugar, todos miembros de las comunidades beneficiadas.

Cabe destacar que en la Región de Antofagasta existen otras iniciativas turísticas administradas por indígenas, por ejemplo: el Valle de la Luna, administrado por una asociación del mismo nombre; la laguna Chaxa, en el Salar de Atacama administrado por la comunidad de Toconao y Conaf; el Pukará de Lasana, que administra la comunidad del mismo nombre; Puesta en Valor de la laguna Miscante-meñique, que administra la comunidad de Socaire, entre otras.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .