Inicio 28 de febrero de 2007

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



Chilenos preparan bencina del futuro


La quema de combustibles fósiles es lejos la principal causa del aumento de temperaturas a nivel global y tras el informe de la ONU, quedó claro que esta sería por causa humana, por lo que es prioritario actuar para mitigar las consecuencias antes de que se vuelva irreversible.

Conscientes de esta situación, empresarios nacionales esperan anunciar pronto lo que hace años vienen preparando: un “combustible sintético oxigenado” de origen vegetal más barato que el biodiesel tradicional. El “biocombustible ultraecológico” sería fabricado en Chile de manera completamente natural, con lo que los problemas de abastecimiento energético y la dependencia del precio del petróleo podrían desaparecer o por lo menos, mitigarse. Además, al volverse de uso masivo, las emisiones de CO2 se reducirían notablemente.

“Nuestra idea es producir un biodiesel completamente ecológico, sólo con recursos vegetales, que no tenga ningún componente del petróleo”, explica Sergio Silva, gerente general de Agrolin S.A., una de las empresas que conforma el consorcio de empresarios independientes que producirá el combustible.

La idea es detectar vegetales oleaginosos en cada zona del país. “Lo principal es que sean productos renovables, que puedan ser producidos todos los años y se pueda aumentar la superficie de cultivo”, asegura Silva. “Inicialmente está planificado cultivar 200 mil hectáreas de remolacha, raps y lino, lo que surtiría la producción del biodiesel durante el primer año”.

La promesa es dar con un combustible ecológico, más barato que el convencional, por lo que han descartado el proceso de transesterificación del biodiesel tradicional para prepararlo mediante “homogeneización”, alternativa ideada por Ariel Contreras, que agrega “ingredientes naturales y procesos secretos” a la mezcla de aceite y alcoholes, según el inventor.

Eficacia

El biocombustible ultraecológico tiene una eficacia similar al diesel tradicional, pero contamina menos, según Contreras. La contaminación estaría bajo el nivel Euro III -exigido en nuestro país desde 2002-, la combustión es mínima, y por ser un producto vegetal, no daña el ambiente.

Los costos ecológicos de la producción, que es una de las principales críticas a los biocombustibles, también están pensados, pues la planta procesadora espera autoabastecerse con su propio combustible, “aunque no será posible en un principio, pues necesitaremos electricidad mientras no tengamos materia prima, pero la idea es que en el corto plazo seamos autosuficientes”, asegura Silva.

De prosperar, el precio del biocombustible ultraecológico sería un ocho por ciento más barato que el petróleo, y esto de forma permanente, pues para seguir siendo competitivos, “existe un acuerdo con los agricultores de mantenerse siempre bajo el precio del petróleo, aun si este baja a los 320 pesos”, dice Contreras.

Los empresarios mantienen conversaciones con Corfo para conseguir financiamiento, que es lo único que falta para concretar la alianza con pequeños y grandes agricultores del sur y otros interesados en Canadá y Europa. En Chile, “existen asociaciones de productores que están en condiciones de cultivar, pero hay que asegurarles un poder de compra”, dice Silva. El modelo productivo de la zona está en crisis y estos empresarios, que llevan más de 20 años dedicados a sus rubros por separado, esperan unir fuerzas para crear esta nueva matriz energética.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .