Inicio 08 de enero de 2007

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



drenaje en la araucanía


El calor y las altas temperaturas estivales en ocasiones sirven para olvidar por algunos meses las lluvias y el frío invernal. En el sector Punta de Riel de la comuna de Teodoro Schmidt año a año se sufre el embate de la naturaleza con la crecida de las aguas del río Toltén y el anegamiento de cientos de hectáreas productivas. Esta situación se graficó en imágenes cuando durante el pasado invierno el ministro de agricultura, el director nacional de Indap y autoridades regionales lograron con dificultad acceder a estos sectores y apreciar el drama de casas inundadas, terrenos y caminos anegados, sectores aislados y familias que lo perdían todo.

Para Rafael Huenteñanco, dirigente de la comunidad indígena Ignacio Tracanao, la situación fue insostenible “cada año las aguas suben más de un metro y se queda en los potreros bajos por cerca de 8 meses haciendo imposible poder utilizar correctamente las tierras que tenemos”.

Como una forma de solución a la situación de improductividad de los terrenos agrícolas y ganaderos de decenas de comuneros indígenas y parceleros del sector, el Indap – IX Región comenzó hace algunos meses la construcción de dos proyectos de drenaje conocidos como El Danubio y Punta de Riel. Andrés Castillo, director regional de la institución, indica que el objetivo central de las intervenciones en drenaje son “habilitar en una primera etapa más de 60 hectáreas, las cuales en la actualidad son improductivas o permanecen gran parte del año en esa condición y beneficiar así a 32 pequeños agricultores y comuneros mapuche que prácticamente se encontraban en la paradoja de tener tierras pero no poder utilizarlas”.

Según el Secretario Regional Ministerial de Gobierno, Gabriel Zúñiga, es doblemente satisfactorio regresar a este sector costero. “Durante el invierno pasado estuvimos justamente en este lugar, el camino era un verdadero río y los terrenos agrícolas estaban cubiertos de agua, muchos cultivos se habían perdido, en esa ocasión dijimos que la ayuda en concentrado animal y fardos era para la urgencia pero lo importante era superar el problema de fondo, proyectos de drenaje que permitieran habilitar los predios y mejorar la calidad de vida y los ingresos de las familias”.

Son 61 millones de pesos los invertidos en los proyectos de drenaje de Punta Riel y El Danubio , con aportes de Indap y de los beneficiarios, que permitieron la construcción de miles de metros de canales que se observan en sus terrenos, pero quizá lo más importante es ver a los campesinos trabajando nuevamente sus tierras, cosechando papas, cuidando sus trigos y pensando en proyectos de futuro como el mejoramiento de praderas y ganado ovino.

Antes de partir Rafael Huenteñanco conversa de aquellos tiempos cuando llegaba el tren hasta Punta de Riel, cuando las papas y el trigo se extendían por los campos del sector; hoy dice estar contento y entusiasmado, con varios proyectos en el tintero, sabiendo que el agua del Toltén y de la lluvias invernales posiblemente lleguen hasta sus potreros pero con la diferencia que ya no permanecerán por aquellos largos meses. Huenteñanco asegura que el drenaje les cambiará la vida y para los comuneros de la zona se transformó “en una bendita solución”.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .