Inicio 09 de noviembre de 2006

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



vino campesino chileno debuta en mercado suizo


En su última etapa, que incluye el cronograma de comercialización y la definición de la imagen corporativa y la estrategia de marketing, se encuentra el proyecto piloto de producir vino para el mercado suizo a partir de uvas orgánicas de pequeños campesinos de la Región del Maule, y que apoya la Fundación para la Innovación Agraria, del Ministerio de Agricultura.

El proyecto lo ejecuta el Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA y el objetivo es lograr una producción sostenible en el tiempo, que cuide aspectos de desarrollo social, ambiental y económico de todos los involucrados en la producción, comercialización y consumo del vino.

La iniciativa ya logró la acreditación internacional para los sistemas productivos vitícolas orgánicos que participan bajo el Certificado Master, que asegura la condición orgánica del proceso, y que incluye indicadores que resguardan la seguridad ambiental y promueven el desarrollo social y económico del grupo productor.

Loreto Burgos, supervisora de FIA, explica que “la idea del proyecto es consolidar un modelo con énfasis en aspectos socioculturales y ambientales y capacidad de integrar correcciones a medida que se detectan imperfecciones, con un nuevo enfoque estratégico productivo basado en las pequeñas escalas y nichos de mercados”.

Dentro de los aspectos técnicos, el mercado suizo ya aceptó el ingreso de los productos orgánicos certificados bajo la norma europea, y de manera destacada se logró la certificación de las bodegas chilenas, constituyéndose en un hito a nivel nacional.

Los primeros vinos orgánicos chilenos de la Región del Maule que ingresen al mercado suizo serán elaborados sin uso de agroquímicos sintéticos durante la maduración de la uva y la fabricación del producto, y provendrán de la Cooperativa Vitivinícola de Cauquenes, formada por medianos y pequeños viticultores de la zona que administran una superficie certificada como orgánica de 96 hectáreas, donde se cultivan variedades finas de uva del tipo Cabernet Souvignon y corrientes del tipo País.

A nivel de mercado de vinos en países como Suiza, se estima que una botella de vino chileno elaborado con uvas orgánicas certificadas podría tener un precio entre los US$10 y US$20 por unidad.

Cata en Suiza

Los pequeños productores de uva orgánica que participan en el proyecto ya se organizaron en una sociedad jurídica, lo que facilitó la incursión exploratoria a nivel de mercado, recibiendo directamente opiniones comerciales de futuros clientes.

Este año el grupo realizó una cata de vinos en Suiza, que permitió generar correcciones al proceso de vinificación tendiente al desarrollo más acotado del producto. La cata se desarrolló en la ciudad de Wadënswill, en cooperación con AGROSCOPE y la Oficina Federal de Agricultura de Suiza. En la evaluación participaron consumidores, importadores, enólogos, vinificadores e investigadores en enología.

Entre las características solicitadas por el mercado suizo destacan la alta intensidad de color; acidez total media-alta; alta presencia de aromas; alta presencia y persistencia en boca; que caracterice la cepa y el terroir y que se presente sin defectos enológicos, variables asociadas a una estrategia de marketing que priorice al campesino como centro del producto.

También se firmó un Adendum entre el Gobierno de Chile y el de Suiza, que permite la participación activa del asociado tanto en términos financieros como técnicos, y mediante el cual se incorporaron otros 8 nuevos productores de uva al proceso orgánico.

Así también, se logró vinificar a nivel comercial uvas orgánicas o en transición de los módulos por segundo año consecutivo, lo que facilita las pruebas a nivel de mercado por contar con productos más cercanos a su condición final.

El proyecto buscó incluir todos los detalles. Incluso se asesoró con la empresa suiza Imagen y Estudio, que entregó orientaciones para desarrollar una imagen corporativa acorde a la estética del país europeo y sugirió realizar una serie de actividades en terreno para presentar el producto en diversos eventos, principalmente los derivados de la cepa País.

Vino del Maule

El proyecto se ejecuta en Cauquenes, Región del Maule, donde ya existen 14 productores orgánicos como consecuencia de la ejecución del proyecto en su conjunto.

Entre enero y junio de este año, los productores se concentraron en la cosecha, vendimia e inicio de la temporada 2006-2007, consistente en siembras de abonos verdes y del proceso de compostaje de residuos.

En junio de este año llegaron hasta la región dos expertos suizos en enología y comercio, uno de ellos perteneciente al Instituto de Investigaciones Agroscope y otro propietario de la viña y bodega Scholossgut Bachtobel, quienes entregaron opiniones y correcciones al proceso local.

En la región se espera que al final del proyecto existan al menos siete productores con conocimientos totalmente traspasados, 72 hectáreas certificadas orgánicas (diversos rubros asociados a viticultura), producción de al menos 8.000 litros de vino orgánico y en transición, y se hayan comercializado 1.800 litros de vino certificado.

A nivel mundial, los mercados de destino siguen manifestando un sobreprecio o “premio” por los productos orgánicos de aproximadamente un 20%.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: , , , .