Inicio 28 de junio de 2007

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



transacción de facturas abre mercado de 200 mil millones de dólares a bolsa de productos


Como un hito en la historia de la Bolsa de Productos de Chile (BPC) calificó el presidente de esa entidad, César Barros, el cambio legal que permite la transacción de facturas de todos los sectores económicos, no sólo las agropecuarias, lo que corresponde a un mercado de 200 mil millones de dólares, monto que se factura anualmente en la economía. De hecho, se estima que sólo el primer año de entrada en vigencia de la nueva ley, las operaciones en la BPC podrían crecer de 70 a 300 millones de dólares, del cual se proyecta que un 70% corresponderá a la transacción de facturas.

La ley 19.220, que regula esa plaza bursátil, permite a empresas pequeñas y medianas contar con una alternativa de financiamiento para sus facturas, las que al ser transadas en la BPC deben ser pagadas en su totalidad, sin ningún descuento por parte de la empresa pagadora. De esta forma, la BPC, además de permitir hacer líquidos y financiar a bajo costo los stocks inactivos de productos o commodities, integrará a las pyme al mercado de capitales por primera vez en Chile, generando un nexo directo entre estas empresas y los inversionistas, lo que se traducirá en menores costos de financiamiento.

“A partir de ahora, las PYME pueden estar contentas, porque podrán acudir a un mercado público y transparente. De ahora en adelante, contarán con un piso inamovible para negociar sus términos y condiciones, porque descontando sus facturas por Bolsa, se equilibran las fuerzas negociadoras en forma irrenunciable. Uno de los grandes beneficios de las bolsas, es que democratizan los mercados”, afirmó César Barros, presidente de la Bolsa. Agregó que gracias al cambio legal, las facturas serán descontadas directamente en el mercado de capitales, en forma transparente y uniforme, tal como ocurre en el mercado accionario con el precio de las acciones.

Para el inversionista, en tanto, la Bolsa ofrece nuevas alternativas de inversión, ya que podrán acceder a productos financieros que ofrecen rentabilidades muy atractivas en relación a otras alternativas de corto plazo del mercado chileno.

La Ministra (s) de Agricultura, Cecilia Leiva, valoró la iniciativa, pues destacó que “para el Ministerio de Agricultura, -quien apoyó estas modificaciones-, desde ahora la Bolsa de Productos contribuirá a profundizar y transparentar el mercado de los commodities agrícolas, lo que permitirá evitar distorsiones en los precios de los productos, beneficio que también alcanzará a los pequeños productores.

Según indicó la autoridad, para el buen funcionamiento de los instrumentos que ofrece la Bolsa, será importante trabajar en materia de capacitación. “Para utilizar instrumentos como el factoring, habrá que capacitar a los pequeños productores en su uso, pues ello contribuirá a apoyar el financiamiento de empresas, lo que esperamos favorezca a todos los estratos productivos de la agricultura”, resaltó la Ministra (s).

Las operaciones en la Bolsa

Cabe mencionar, que a diciembre de 2006 la Bolsa completó su primer año de operaciones, registrándose transacciones por un total de 40.000 millones de pesos, equivalente a 75 millones de dólares. De esa cifra, el 62% correspondió a facturas agropecuarias y el 38% restante a operaciones de stocking, es decir, financiamiento a través de ventas con compromiso de recompra de títulos emitidos por la Bolsa, cuyo subyacente es un producto agropecuario. En mayo de este año, la BPC registró transacciones por 20 mil millones de pesos, equivalentes a unos 38 millones de dólares.

“La Bolsa, desde que fue creada, ha permitido a los inversionistas adquirir instrumentos de corto plazo, garantizados por commodities y bienes de fácil venta y seguimiento de precios, con tasas superiores hasta en un 2% al año a la de los depósitos a plazo fijo. Existen otros instrumentos de corto plazo, como son las facturas que permiten invertir en cientos de empresas de tamaño mediano y grande, con mayores rentabilidades y riesgos atractivos para el inversionista”, expresó Barros.

Por el lado de stocking, y hasta la fecha, se encuentran inscritos, para ser transados como productos físicos o como títulos representativos de dichos productos emitidos por la Bolsa, productos agropecuarios como trigo harinero, maíz grano, vino a granel, raps canola, y arroz paddy. En el corto plazo se espera tener ganado bovino, el cual se encuentra en etapa de inscripción en la Superintendencia de Valores y Seguros, mientras que los productos como bosques, madera y biomasa de salmones se encuentran en elaboración.

En el futuro próximo, la BPC dispondrá de instrumentos financieros como forwards, futuros, y opciones sobre productos, lo que permitirá cubrir el riesgo de precio a las empresas que producen y/o comercializan esos productos, como asimismo ofrecer a inversionistas nuevos instrumentos de inversión. Los mercados de derivados en el mundo han tenido un explosivo desarrollo, alcanzando volúmenes de transacción varias veces superior a los realizados en operaciones contado como el de las acciones o bonos.

Acerca de la Bolsa de Productos

Creada en junio de 2005, la Bolsa de Productos de Chile (BPC) es una sociedad anónima abierta -similar a la Bolsa de Comercio de Santiago y a la Bolsa Electrónica de Chile donde se transan acciones y otros valores- pero que, en este caso, transa productos agropecuarios a los que se suele llamar commodities (como el trigo, el vino a granel y el maíz), facturas de cualquier clase y origen; contratos sobre productos agropecuarios incluidos futuros u otros derivados, y títulos emitidos por la Bolsa que representen productos y contratos agropecuarios, como asimismo facturas. La Bolsa es un mercado público, que opera a través de sistemas electrónicos y que es supervisado por la Superintendencia de Valores y Seguros.

La Bolsa de Productos es un mercado transparente y con información pública, donde pueden concurrir simultáneamente múltiples interesados. Al ser un mercado público y regulado, asegura un trato equitativo para cada uno de los participantes. Esto es válido tanto, para operaciones de financiamiento de productos y facturas, como para transacciones de productos físicos tanto contado como a futuro.

En la Bolsa de Productos se pueden transar productos físicos que provengan directa o indirectamente de la agricultura, ganadería, silvicultura, actividades hidrobiológicas, apicultura o agroindustria, así como también insumos que tales actividades requieran. También se puede comprar o vender a término, títulos emitidos por la Bolsa representativos de esos productos, vender títulos emitidos por la Bolsa con compromiso de recompra (REPOS) y – sobre todo- comprar o vender a término facturas con mérito ejecutivo de cualquier origen o actividad, abriendo así el mercado de capitales a las empresas de menor tamaño por primera vez en Chile.

Más información en www.bolsadeproductos.cl


Por Daniel Guajardo
.