Inicio 04 de mayo de 2007

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



bambú chileno aspira a convertirse en materia prima de viviendas sociales


En sólo dos países del mundo existe un tipo de bambú de tan alta calidad que puede servir como materia prima de prendas de vestir y al mismo tiempo, de viviendas sociales resistentes a terremotos. Uno de esos países es Chile, donde hasta ahora, poco se ha valorado el tipo de bambú local, más conocido como Coligüe o Quila.

En el mundo existen 1.500 tipos de bambú y de ellos, quince variedades crecen nativamente en nuestro país donde destaca el Coligüe. Es en China donde este cultivo ha alcanzando mayor valoración y especialización en su uso. Maira Bisquett es diseñadora y arquitecta chilena, y durante 10 años vivió y se especializó en este país oriental.

Con estos antecedentes, la profesional se reunió esta mañana con la Subsecretaria de Agricultura, María Cecilia Leiva, a quien le planteó un proyecto respaldado por una ONG china, de rescate y valoración del bambú chileno entre la V a la XI regiones, a través de capacitaciones sociales y desarrollos participativos. La idea es sumar a la pequeña agricultura en la producción especializada del bambú.

Una vez concluido el encuentro, la Subsecretaria destacó lo innovador del proyecto y resaltó la potencialidad del producto. “Es necesario profundizar respecto de las cualidades del bambú para mejorar el proceso productivo y su procesamiento con fines de exportación y uso interno”, destacó Leiva.

“Estamos frente a una industria desconocida, pero sin embargo, ya existe un fuerte impulso en torno a la comercialización del bambú en otras latitudes del mundo, lo que demuestra que puede ser un importante nicho para nuestro país”, resaltó la autoridad. Por ello, agregó “la articulación con otras entidades de Gobierno que impulsen la investigación y la producción, como FIA o INNOVA, resulta una importante oportunidad”.

Por su parte, Maira Bisquett, destacó que en Chile el bambú tipo coligue es potenciable en términos estructurales, pero que dicha característica aún está en estudio con apoyo de las Universidades Central, Católica de Temuco, de La Frontera y la Austral, quienes respaldan la investigación con infraestructura y tecnología.

Según indicó la profesional, uno de los usos más desafiantes del bambú es para construcción de viviendas sociales, pues “está demostrado que por su fibra, el bambú es altamente resistente a cualquier movimiento sísmico, tiene buen aislamiento acústico y térmico, y en caso de incendio es más resistente a la inflamación”.


Por Daniel Guajardo
.