Inicio 27 de marzo de 2007

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



chile ofrece nuevos nichos para inversiones italianas


Además de la industria del vino y del aceite de oliva, donde Chile e Italia tienen claros intereses comunes, las empresas de ambos países están explorando sectores emergentes en los cuales hacer alianzas de negocios. Es el caso de las rocas ornamentales y el turismo termal.

Así quedó de manifiesto en el seminario “Chile-Italia: Oportunidades de Negocios”, inaugurado hoy en Santiago, al que asisten 23 empresas italianas, para sostener encuentros con más de 30 contrapartes nacionales. El evento fue inaugurado por el vicepresidente ejecutivo de CORFO, Carlos Álvarez, y el director del Instituto Italiano de Comercio Exterior, ICE, Oficina Santiago, Roberto Santilli, junto al embajador de Italia en nuestro país, Paolo Casardi.

Según destacó el vicepresidente ejecutivo de CORFO, el seminario se enmarca en el trabajo de promoción y atracción de inversiones que realiza la institución y que tuvo con Italia un hito en 2005, cuando vino al país un contingente de 159 empresas italianas al primer foro de cooperación e inversiones ítalo-chileno.

La labor de CORFO en la atracción de inversiones extranjeras y, particularmente de este país europeo a partir de 2003, ha permitido consolidar inversiones italianas por sobre los US$ 22 millones. Es el caso del proyecto vitivinícola Bodega Reserva de Caliboro, del Marques Francesco Marone Cinzano (US$ 4 millones aproximado); otro de Agroturismo, de la empresa Comercial Jones y Castelli; uno de plantaciones de avellanas europeas; otro en fruticultura; y muy especialmente la inversión de la multinacional Panapesca, por un monto de 13,3 millones de dólares para el cultivo y una planta de procesamiento de choritos, en la Isla de Chiloé. En la actualidad, existe una cartera de proyectos en vías de materialización que supera los US$ 150 millones.

Carlos Álvarez expresó que junto a industrias más tradicionales, como la vitivinícola y la oleícola, en este tiempo han surgido sectores emergentes, que muestran promisorias perspectivas, desde el punto de vista de las alianzas de negocios.

Es el caso de las rocas ornamentales, rubro que la Región de Antofagasta está promoviendo con fuerza y donde Italia tiene gran experiencia. De hecho, varios de los empresarios italianos asistentes al seminario pertenecen al sector y tienen previsto viajar a la zona al término del evento para evaluar negocios en terreno.

Otro ejemplo es el turismo de intereses termales –hace un par de semanas una misión de 12 empresarios italianos visitó la Región de la Araucanía-; el turismo náutico en nuestros canales australes; las energías renovables no convencionales, y la industria del patrimonio y su recuperación, en particular en lo que dice relación con Valparaíso.

Según anunció el vicepresidente de CORFO, la entidad planea realizar el próximo mes de julio el Primer Encuentro de Cooperación Empresarial Ítalo-Chileno en Italia. Se pretende que unas 30 empresas chilenas puedan dar a conocer sus proyectos de inversión en ese país y captar contrapartes para materializar las iniciativas.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: , .