Inicio 22 de mayo de 2008

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



empresas chilenas se preparan para alimentar al gigante chino


El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Chile y China abrió una enorme puerta a los empresarios chilenos que aspiraban a arremeter en el mercado asiático. El año pasado se exportaron US$10.051 millones a China, duplicando los envíos, según Prochile. Dicho país tiene un amplio potencial de negocios, considerando que crece a tasas de 10% y que tiene 1.300 millones de habitantes que representan más del 20% de la población mundial.

En 2007 la nación asiática se posicionó como el segundo socio comercial de Chile, después de Estados Unidos y todo indica que la industria alimenticia chilena aumentará su presencia allá en el corto plazo. Según el director general de la dirección de relaciones económicas internacionales (Direcon) de la cancillería, Carlos Furche, se trata de un país en el que “los hábitos de alimentación están cambiando rápidamente y por tanto, hay un enorme espacio para nuestros exportadores”.

Aunque los principales envíos chilenos a China provienen de la minería, poco a poco los vinos, las frutas, los salmones, la carne de ave y los lácteos van ganando terreno. Según el presidente de la Cámara Chileno-China, Juan Esteban Musalem, “el consumidor chino se ha ido refinando. Antiguamente sólo bebían vino hecho de arroz, después empezaron a probar el vino occidental y es un proceso paulatino de un mayor consumo”. En ese contexto, la tasa preferencial para los vinos chilenos, que tienen un impuesto de 9,8% que bajará a 8,4% el próximo año, es una gran ayuda para la industria.

Preparando el Camino

El TLC con China ha permitido que se vayan sumando nuevos productos a la oferta chilena en China. La carne bovina, por ejemplo, ya está ad portas de llegar a dicho mercado, que ya conoce la carne de ave nacional. No obstante, “el efecto real del acuerdo comercial, se verá en el mediano plazo”, según Musalem.

Chile cuenta con oficinas comerciales en Hong Kong, Shanghai y Beijing. El acceso al mercado chino está garantizado, pues el 90% de los productos no pagan arancel y en los próximos ocho años, habrá tasa cero para el 100% de nuestras exportaciones. Furche destacó la rapidez con que se han ejecutado los procedimientos “como ocurrió hace seis meses en que quedamos en condición de comenzar a exportar algunos productos del sector pecuario, particularmente lácteos, cerdos y varias especies frutícolas importantes”, afirmó.

El interés de las empresas chilenas por llevar sus productos al mercado chino, quedó en evidencia tras la realización de la Feria Internacional Sial en Shanghai, una de las vitrinas de alimentos más importantes del país que concluyó el viernes. En el evento, participaron compañías como Watt´s, Monte Olivo, Río Blanco, viña El Aromo y La Rosa, además de la Asociación de Exportadores Lácteos (Exporlac).

Para Manuel Zamora, presidente de Exporlac, el consumo de lácteos en China va en aumento, “gran parte de los altos precios a nivel mundial de lácteos viene por ahí. Cuando empiezan a demandar mucho se empiezan a comer los stocks acumulados de los países”, afirmó. El dirigente explicó que el suero de leche es muy apetecido en el país asiático, porque “se usa para galletas, panadería, helados y otras cosas. Las oportunidades son para suero, leche en polvo y queso, en ese orden”, explicó.

Para el sector frutícola, las exportaciones a China representan entre el 2% y el 3% de los envíos y la uva de mesa es la protagonista, este producto junto con las cerezas, ha sido un éxito según Rodrigo Echeverría, presidente de Fedefruta. Para el dirigente, “hay una factibilidad importante de que los chinos trasladen parte de su consumo a frutas, porque no traen el exceso de comida rápida, van a partir parándose sobre las verduras y la fruta”.

Los Planes Empresariales

La empresa de alimentos Watt´s, controlada por Fernando Larraín Peña, es una de las que creyó en el mercado asiático. De hecho, la compañía reconoció que el mercado de los aceites tuvo una fuerte alza en 2007 impulsada por el crecimiento en la demanda de China. “Nos estamos jugando por el mercado asiático, apuntando a jugos y néctares y productos lácteos. Abrimos una oficina en Shanghai para potenciar el mercado en el que queremos entrar con nuestras marcas”, afirmó Rodolfo Véliz, gerente general de Watt´s tras la última junta de accionistas de la empresa.

Inicialmente, la firma trabajará en conjunto con distribuidores locales, encargados de cubrir los canales de distribución en el mercado asiático, pero no se descarta la apertura de una fábrica en Oriente, si la demanda en Asia crece demasiado.

El sector avícola también tiene buenas perspectivas respecto de este mercado, pues según el presidente de la Asociación de Industriales Avícolas (APA), Juan Miguel Ovalle, es probable que China se transforme en el tercer destino de los envíos de carne de ave nacional. En ese sentido, recordó que las plantas El Paico de Ariztía y San Vicente de Agrosuper volvieron a habilitarse para exportar a China.

La compañía de la V región, Sopraval -controlada por la familia Allende y Agrosuper- que exportó US$50 millones de carne de pavo el ejercicio pasado, teniendo a China como uno de sus principales destinos, junto con México, Italia y Canadá, espera potenciar sus envíos a la zona, hasta donde llega incluso con testículos de ave.

El sector vitivinícola aumentó sus exportaciones de vino embotellado al mercado chino en 82,7% al alcanzar US$9,1 millones el ejercicio pasado. El gerente general de viña Casa Lapostolle, Patricio Eguiguren, afirmó que el año pasado la empresa exportó 2.800 cajas al mercado chino. Para el ejecutivo, “es poco por el momento” pues China “es más que nada un mercado de vinos baratos. Algo mayor es la cifra de la viña Veramonte que exporta cerca de cuatro mil cajas y espera duplicar el número el próximo año. “Es un mercado al que le tenemos harta fe. Queremos posicionarnos lo más posible en hoteles y restaurantes que son nuestro mercado objetivo por nuestros precios, que son más altos”, explicó Recaredo Ossa, gerente general.

En tanto, la viña Conosur -del grupo Concha y Toro- acaba de abrir una oficina en Shanghai, que es el centro de operaciones de la región. “Estamos comenzando a exportar a China pero planeamos situarnos a fines de año como una de las más grandes cinco viñas chilenas más grandes”, afirmó Francisco Ascui, director de exportaciones de Conosur.

En el ámbito frutícola, la exportadora Aconex, está presente hace varios años en el mercado chino. Hasta allá llega con uvas, manzanas, cerezas y algunas variedades de carozos. El gerente general de la empresa, Alejandro Barros, comentó que en uva China es un comprador importante y adelantó que “queremos penetrar ese mercado con los propios supermercados que se están instalando en China”.

Carne Bovina

La carne bovina chilena aún espera que se le abran las puertas para ingresar a China y la apertura no debiera estar tan lejos, “debería resolverse dentro de los próximos 90 ó 180 días, si le ponen rapidez a la homologación de las reglas sanitarias”, afirmó Harry Jürgensen, gerente general del grupo Feria de Osorno, quien agregó que “mientras tanto estamos en el período de análisis de ese mercado y de determinar las expectativas. Pero nos gustaría llegar con carne y lácteos”.

Para el ejecutivo, la oferta debe apuntar al valor agregado, no pensar en los 1.300 millones de chinos, sino en los 50 millones de chinos ricos, “que tienen una demanda mayor y de productos especializados”. Con todo, el holding aún no proyecta cuánto podrían exportar, “nos gustaría exportar lo máximo que se pueda, aunque es relativo porque depende de los precios”, señaló Jürgensen.

En Carnes Ñuble, también aspiran a potenciar los productos de valor agregado, pues Gerardo Spoerer, director de la compañía afirmó que “probablemente podamos abastecer las áreas libres como Shanghai, que tienen mucha hotelería con productos de calidad. Aspiramos más a nichos que a volúmenes”. El ejecutivo comentó que una vez que se abra China “vamos a estar en condiciones de abastecer una mínima cantidad del mercado, porque es tan grande que Chile va a ser una gota de agua. Nuestro país tiene 3,7 millones de cabezas, contra 200 millones que tiene Brasil”.

Sin embargo, Spoerer, sostuvo que se trata de un mercado interesante y amplio, donde hay un fuerte aumento en el consumo de carnes y donde el arancel es muy bajo. Por eso, “hemos ampliado todas nuestras salas de proceso y faena para poder procesar toda la producción que nos permita la capacidad instalada. China nos va a convenir en la medida que los precios sean más convenientes”, concluyó.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: , .