Inicio 15 de mayo de 2008

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



vinculan la música con el sabor del vino


La música puede influir en el sabor del vino, según una investigación impulsada por el enólogo chileno Aurelio Montes y llevada a cabo por una universidad británica, la cual fue presentada hoy en Londres.

De acuerdo con el estudio, las personas cambian en un 60% su percepción del sabor del vino que están degustando dependiendo del tipo de música que en ese momento escuchan.

Así, el rock de verdaderos clásicos como Jimi Hendrix o los Rolling Stones es el perfecto acompañante para una copa de Cabernet Sauvignon, mientras que la ópera da especial brillo a un Syrah 2006, según el estudio realizado por los psicólogos de la Universidad Heriot Watt de Edimburgo.

La investigación, realizada en colaboración con el productor de vinos chileno Aurelio Montes, afirma que los diferentes tipos de música estimulan diferentes partes del cerebro y nos preparan para degustar vinos de una forma consecuente a esas melodías.

Por ejemplo, cuando se oye una pieza musical de gran fuerza, como puede ser la cantata escénica Carmina Burana, un vino como el Cabernet Sauvignon se percibe un 60% más potente, rico y robusto que cuando se saborea sin música alguna.

El estudio involucró a 250 estudiantes de la universidad que se ofrecieron voluntariamente para participar en el análisis.

Aurelio Montes y el canto gregoriano

La investigación fue impulsada por el productor chileno Aurelio Montes, que canta cantos gregorianos mientras hace madurar a sus viñas porque, según afirma, esas suaves vibraciones mejoran la calidad del vino.

Los investigadores proponen en su estudio una lista de piezas musicales adecuadas para los diferentes tipos de vino.

Así, en el caso del Cabernet Sauvignon las melodías perfectas para exaltarlo serían "All Along the Watchtower" de Jimi Hendrix, "Honky Tonk Woman" de The Rolling Stones, "Live and Let Die" de Paul Macartney y "Won’t Get Fooled Again" de los Who.

El Chardonnay va perfecto, en cambio, con "Atomic" de Blondie, "Rock DJ" de Robbie Williams, "What’s Love Got to do With It" de Tina Turner y "Spinning Around" de Kylie Minogue.

El Syrah es más clásico y se exalta con ese aria de "Nessun Dorma" de Puccini cantada por el fallecido Luciano Pavarotti. Pero tampoco desdeña la música moderna como "Orinoco Flow" de Enya, "Carros de Fuego" de Vangelis y "Canon" de Johann Pachelbel.

En cuanto al Merlot, sus "almas gemelas" melódicas son "Sitting On The Dock Of The Bay" de Otis Redding, "Easy" de Lionel Ritchie, "Over The Rainbow" de Eva Cassidy y "Heartbeats" de José González


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .