Inicio 13 de octubre de 2008

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



campesinos incrementan sustancialmente productividad lechera


A una hora de la ciudad de Río Bueno, 9 productores campesinos del sector rural El Arrayán han aumentado en forma extraordinaria su producción lechera y la rentabilidad de su negocio en los últimos cinco años. La metodología GTT (Grupos de Transferencia Tecnológica) ejecutada por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) en convenio con el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) dejó en evidencia el potencial existente en la Agricultura Familiar Campesina, que hoy apuesta a lograr una mayor competitividad en los mercados, con microemprendimientos sustentables en el tiempo.

Esta iniciativa se inició el año 2003 mediante la firma de un convenio de cooperación técnica entre INIA Remehue e INDAP destinada a mejorar la competitividad y productividad de cientos de campesinos de la Región de Los Lagos, previo a la división regional. Es así como se focalizaron las acciones hacia diversos grupos y en diferentes rubros, donde El Arrayán recibió durante este periodo asesoría de primer nivel, y la aplicación del conocimiento científico agropecuario en sus predios. “Tomamos contacto con los profesionales fuimos 9 los que perseveramos, cuando era el último año habían muchos que deseaban sumarse porque los resultados estaban a la vista, en los diferentes temas venía un experto a enseñarnos cómo hacer bien las cosas, ya sea en pradera, ensilaje, etc.”, explicó Arturo Vera, representante del GTT El Arrayán.

Al igual que en otros GTT en El Arrayán se observaba una baja fertilidad de suelos, degradación de las praderas y baja disponibilidad, deficiente calidad de ensilajes, vacas viejas, inadecuada higiene en la ordeña, alta carga animal en relación al forraje disponible, infraestructura deficiente, entre otras situaciones, que fueron abordadas por los especialistas, que en este grupo fue coordinado por el investigador Nolberto Teuber.

Ante este escenario durante el periodo se adoptaron diferentes tecnologías como mejora en alimentación de las vacas, fertilización balanceada, uso cerco eléctrico, análisis de suelo y su interpretación, regeneración de praderas e higiene de equipo de ordeña, lo que impactó sustancialmente la producción con un aumento del 58% en la suma de la producción lechera de 17 vacas (12 inicialmente) desde 270 mil 204 litros a 425 mil 567.

“Hubo un trabajo muy minucioso, y especializado, cambiamos algunas cosas del cielo a la tierra, nosotros por ejemplo jamás habíamos hecho un análisis de un silo, casi por instinto trabajamos creyendo cuál era la mejor forma”, indicó Arturo Vera, quien además es presidente del la Cooperativa Campesina El Arrayán. Esta empresa campesina está conformada por 73 socios, con cuatro unidades de negocio, donde destaca la comercialización de leche fresca que es entregada a la planta Soprole, ubicada en la ciudad de Osorno.

Comprobado el éxito del GTT como herramienta eficaz de trabajo puesta a disposición de la AFC por el Ministerio de Agricultura el desafío que resta es su masificación a un mayor número de agricultores, de tal forma que tengan una mejor opción de alcanzar el crecimiento y desarrollo sostenible que demandan los sistemas de producción de alimentos de origen animal. “Nos gustaría que este convenio también acogiera a nuevos socios de nuestra cooperativa, por el momento nosotros estamos al servicio de replicar este conocimiento a nuestros pares, porque como campesinos tenemos potencial, lo hemos demostrado, pero también es cierto que hay que incorporar cuanto se pueda tecnología en nuestro trabajo”, indicó Arturo Vera.

Para el director regional de INDAP Los Ríos, Jorge Cid, “el hecho de que Chile se haya propuesto convertirse en los próximos años en una potencia alimentaria, como una aspiración que constituye un eje estratégico del Ministerio de Agricultura, tiene que ver con la coordinación de las instituciones para poner en práctica políticas públicas exitosas. Estos agricultores han logrado una mayor competitividad a través del conocimiento científico aplicado lo que más tarde se traduce en mejores condiciones de comercialización e inserción en los mercados y la consecuente mejora de la calidad de vida de sus familias”.


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: , .