Inicio 09 de diciembre de 2009

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



las perspectivas para el sector vitivinícola


Afirman, además, que la industria debe enfrentar el desafío que supone el tipo de cambio para las operaciones vitivinícolas. Agustín Huneeus, viñatero ligado a Veramonte y Quintessa

- ¿Cómo ve la demanda de vinos en EE.UU. en 2010 y cómo aprovecharía esto Chile?

"El volumen de vino ha ido creciendo incluso a través de la crisis. En 2010 no hay ninguna razón para pensar que el volumen de consumo va a disminuir. Al contrario, creo que va a subir un poco más, con un incremento mayor que el que tuvo en 2009 y que fue cercano al 6% en cuanto a consumo. En 2010 va a ser parecido o un poco más. El tema es cómo ha cambiado el espectro de los vinos, el mix. No cabe la menor duda de que el consumidor ha buscado niveles más bajos de precio. Ese escenario es muy bueno para los productores chilenos que lo están capitalizando. De nuestra empresa, los vinos que más crecieron fueron los chilenos. Veramonte creció entre 15 y 20% en EE.UU.. Fue importante, y dentro del espectro que nosotros vendemos, desde los vinos más caros de Napa a otros vinos mucho menos caros de California, los que más crecieron fueron los chilenos".

- ¿Qué tendencias se presentarán con fuerza en el vino en 2010?

"Tengo la sensación de que en EE.UU. el crecimiento del consumo del vino está iniciándose. Creo que EE.UU. va a incrementar su consumo a medida que la juventud y la gente vayan conociendo más el vino. ésa es una labor que se hace en EE.UU., que es un mercado bastante más nuevo que el nuestro. Sin duda que el sauvignon blanc y los vinos frescos blancos han crecido, pero todavía el chardonnay sigue siendo el rey de los blancos. Pero va incrementándose el sauvignon blanc".

- ¿Cómo prevé el rendimiento de sus viñas el próximo año en comparación a 2009?

"Creemos que en 2010 vamos a volver a los niveles de 2008 en los vinos de California. Eso es recuperar precio y volumen perdidos en 2009. Esos son nuestros planes (en lo que son los vinos más caros). Los vinos chilenos van a tener un incremento más fuerte que el promedio".

”En 2010 no hay ninguna razón para pensar que el volumen de consumo va a disminuir. Al contrario, creo que va subir un poco más, con un incremento mayor que el que tuvo en 2009".

José Manuel Ortega, presidente de O. Fournier, bodega que opera en Argentina, España y Chile

-¿Cómo ve la demanda de vinos en Argentina y Europa en 2010 y cómo aprovecharía esto Chile?

"2010 va a ser todavía complicado desde el punto de vista de la recuperación de la demanda, sobre todo en vinos de más de US$ 25. No esperamos un aumento significativo de la demanda en general. Para analizar la potencialidad de los vinos europeos, argentinos y chilenos tenemos que analizar la ya crónica debilidad del dólar, lo que hace del vino español, europeo y chileno muy poco competitivo contra los argentinos. Este hecho explica la velocidad de crecimiento de los vinos argentinos. También es cierto que la inflación Argentina es muy superior a la chilena o europea, lo que hace que esas ventajas competitivas por tipo de cambio se pierdan por diferencial de inflación. Argentina puede hacer mucho daño a las exportaciones chilenas y a la rentabilidad de la industria si se mantienen los tipos de cambio actuales".

-¿Qué tendencias se presentarán con fuerza en el vino en 2010?

"El gran potencial de desarrollo exportador de las viñas chilenas tiene que venir por el empuje de productores pequeños y medianos que comiencen a abrir mercados y marcas con vinos de precios medio-altos. Me sorprende la poca cantidad de viñas chilenas de ese tamaño que están representadas por importadores y distribuidores de primera calidad en EE.UU., por ejemplo. Chile tiene que hacer un esfuerzo por promover vinos con carácter y tipicidad que conlleve un aumento en la sensación de que este país puede elaborar vinos no sólo baratos, sino de muy buena calidad y precio también".

-¿Cómo prevé el rendimiento de sus viñas el próximo año en comparación a 2009?

"Como grupo, nuestras expectativas son interesantes con relación al 2009. Este último año, a pesar de difícil, ha sido de crecimientos importantes (32% en dólares). La sorpresa más agradable ha sido el desarrollo espectacular de O. Fournier Chile, creciendo un 450% sobre las ventas de 2008. Este número hubiera sido más elevado si hubiéramos recibido apoyo financiero de las entidades bancarias chilenas, que hasta la fecha ha sido prácticamente nulo. Para 2010 esperamos crecimientos del 39% para los vinos argentinos, 20% para los españoles y 90% para los chilenos".

”Argentina puede hacer mucho daño a las exportaciones chilenas si se mantienen los tipos de cambio actuales".

Miguel Torres Maczassek, hijo del fundador de la viña Miguel Torres, que opera en España, Chile y EE.UU.

-¿Cómo ve la demanda de vinos en Europa en 2010 y cómo aprovecharía esto Chile?

"Durante 2008 y 2009 las ventas bajaron como consecuencia de la crisis. Esto, acompañado de altos rendimientos de viñedos de la última cosecha, ha desembocado en el aumento de inventarios de vino en la mayoría de las bodegas. Una de las soluciones a este problema ha sido reducir los precios para acelerar la salida de los vinos, lo que podría llevar a tener problemas financieros el próximo año, en caso de mantenerse la fortaleza del peso chileno. Otra vía aparte del precio es la de invertir más en marketing para reforzar la posición en los mercados, ya que continúan existiendo oportunidades".

-¿Qué tendencias se presentarán con fuerza en el vino en 2010?

"Creo que durante el 2010 los consumidores seguirán prefiriendo marcas conocidas y continuarán comprando aquellas marcas sostenibles y posicionadas en el tiempo que aporten un buen ratio de calidad /precio. En épocas de crisis los consumidores no experimentan tanto con nuevos productos, por lo que no se atreven a probar tantas marcas nuevas. Prefieren la estabilidad de lo ya conocido. Las marcas más perjudicadas pueden ser las que no ofrecen un valor interesante para el consumidor, ya sea por su baja calidad o por altos precios no justificados. Finalmente, es posible que haya un aumento de inventarios en los distintos canales de distribución. éstos habían bajado mucho por la incertidumbre de la crisis y por el costo financiero que significa".

-¿Cómo prevé el rendimiento de sus viñas el próximo año en comparación a 2009?

"El año agrícola 2009-2010 se está caracterizando por ser un año frío, muy influenciado hasta la fecha por el fenómeno de El Niño. Esto se ha traducido en heladas tardías de primavera sectorizadas, las que han afectado fundamentalmente las variedades de brotación temprana, blancas en su mayoría. Además, durante la época de floración, ha habido lluvia y viento, lo que provoca corrimiento de las flores, y finalmente menor número de bayas por racimo. Estos dos fenómenos se traducen en disminución de la producción con respecto a años normales. El 2009 fue un año de producciones superiores a la media, por lo que para el año 2010 se esperan producciones inferiores, en particular de las variedades blancas como Chardonnay y Sauvignon blanc, que pueden llegar a bajar entre 25 y 15%".

”Es posible que haya un aumento de inventarios en los canales de distribución".


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: .