Inicio 24 de noviembre de 2010

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



luz verde para centro de transferencia tecnológica y extensión en el borde costero de la araucanía


Guillermo Donoso Harris, Director Nacional de INIA, presidió ayer el lanzamiento oficial del Centro de Transferencia Tecnológica y Extensión para el Borde Costero de La Araucanía (CTE), importante iniciativa institucional que pretende transformar los niveles productivos de competitividad del territorio citado, a través de mejores rendimientos, calidad y nuevas alternativas productivas y que liderará el Centro de Investigación Carillanca.

En la ceremonia se contó también con el Seremi de Agricultura, René Araneda, los directores regionales del SAG, Luis Mora y de INDAP, Ricardo Mege, además de la directora de INIA Carillanca, Elizabeth Kehr, y más de 80 invitados especiales, tanto agricultores como profesionales y técnicos de Saavedra, Toltén, Carahue y Teodoro Schmidt.

Durante la ceremonia Guillermo Donoso explicó los alcances del CTE, el que pretender articular el trabajo de INIA con los agricultores de manera mucho más estrecha y estar alerta a sus demandas concretas. En este sentido, diagnósticos claros y un plan de acción concreto permitirán avanzar en los distintos rubros. “Con este trabajo se pretende superar las brechas tecnológicas en el sistema productivo del territorio, potenciar el desarrollo de emprendimientos y generación de nuevos negocios”, dijo.

Cabe señalar que la actual Plataforma del Convenio Tranapuente, iniciada el año 2002 por Carillanca en el borde Costero, en alianza con los municipios, es un pilar fundamental para el trabajo que se llevará adelante con el CTE entre los años 2011 y 2013. Asimismo, las condiciones de la costa son ideales para obtener excelentes resultados en cada uno de los rubros propuestos. Así lo hizo ver el Investigador Juan Inostroza, encargado del CTE y quien durante la ceremonia presentó la realidad productiva de la costa. “La receta es trabajo conjunto y comprometido entre INIA, profesionales y técnicos de INDAP, y los agricultores. Esta triada permitirá a futuro generar sustentabilidad del CTE, a través de la difusión y desarrollo de propuestas de proyectos para el borde costero de la Región de la Araucanía”, dijo.

Por su parte, el Seremi de Agricultura, valoró esta iniciativa INIA, al invertir en capital humano. “Pues a la larga será siempre uno de los medios más efectivos y duraderos para reducir las diferencias y brechas que existen, alcanzando un desarrollo más sostenible. Como autoridad destaco este proyecto, al estar en la línea correcta y prioritaria de llevar el conocimiento de vanguardia al campo, de anticiparse a posibles efectos negativos y oportunidades que abre el llamado cambio climático, de promover alimentos de alta calidad y valor agregado, recursos biológicos de alto valor, información y tecnologías en recursos ambientales y tecnologías emergentes son sin duda programas estratégicos. Una oportunidad real para la agricultura familiar campesina”, dijo la autoridad.

Resultados concretos:

Este nuevo CTE en La Araucanía centrará su trabajo en 4 rubros, papa, cereales (trigo), praderas-ovinos y murtilla, con el fin de aumentar la productividad del sistema productivo y mejorar el nivel organizacional y comercial de los pequeños y medianos productores del borde costero. Beneficiará directamente a 67 profesionales y técnicos, 96 pequeños y 120 medianos productores, además que indirectamente alcanzará 2000 productores de las comunas del territorio (Carahue, Saavedra, Toltén y Teodoro Schmidt).

Para el equipo del proyecto, los investigadores Juan Inostroza, Patricio Méndez, Lorena Sotomayor, Paola Ríos, Claudio Jobet, Javier Zúñiga, Oriella Romero e Ivette Seguel, los indicadores de impacto en los distintos rubros propuestos permitirán diagnosticar con certeza los impactos del CTE en el borde costero. En papa y trigo se espera un 20% de aumento del rendimiento sobre el promedio del territorio; en pradera-ovino, un 200% de aumento de la carga animal sobre el promedio del territorio y en murtilla, 9 toneladas de fruta por hectárea estabilizado. Asimismo, se pretende formar 1 grupo de interés por rubro; 1 convenio por rubro entre productores y demandantes, y entre productores y empresas oferentes de insumos, además de 1 proyecto aprobado por rubro.

Luego de le ceremonia el grupo visitó en terreno los ensayos de murtilla y el plantel ovino existentes en Tranapuente, para luego disfrutar de un rico almuerzo. Por la tarde, profesionales de INIA, liderados por Marcelo Zolezzi de la Dirección Nacional realizaron un taller con los productores del borde costero, para conocer las inquietudes que ellos tenían respecto al quehacer del CTE


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: , , .