Crea tu propia pintura con papas



Así es, suena increíble, pero hoy aprenderán a hacer pintura casera con puré de papas. El proceso es muy fácil, económico y sencillo y podrás obtener una pintura duradera, natural, resistente y de los colores que tu quieras.

Si te preocupan los tóxicos de las pinturas convencionales, si quieres algo más económico para pintar tus muebles o si tienes muchas papas que ya se están echando a perder, te recomendamos probar esta opción si o sí.

¡Manos a la Obra!

Materiales:

Papas (150 gramos)
1 1/2 taza de agua hirviendo
1 taza de agua fría
Colador
Pigmentos de colores (culinarios o de tipo vegetal)
1 cucharada de aceite linaza
Tiza en polvo o rayada (150 gramos)

Procedimiento

1.- Lava las papas con la piel y colócalas en una olla con agua hasta que se cuezan muy bien. Cuando estén listas, sácalas y elimina toda la piel. Luego, añádelas a un recipiente para batir y ve mezclando con agua hirviendo. Bate bien.

2.- Procura que este puré quede sin grumos, sino pásalo por un colador. Luego deja reposar la mezcla. En otro recipiente mezcla toda la tiza previamente rayada o en polvo. Puede ser de un solo color o varios y mezcla la tiza con el vaso de agua fría.  Cuando este bien revuelto, añade los pigmentos del color elegido en la cantidad que consideres consistente. Bate bien.

3.- Añade esta última mezcla al puré. Revuelve todo para que se haga una mezcla homogénea. Cuando esté lista añade una cucharada de aceite de linaza y sigue mezclando. Este aceite ayuda a que la pintura tenga un acabado brillante y al mismo tiempo sea impermeable. ¡Y ya está! Tenemos pintura para comenzar a pintar lo que queramos.

Esta pintura es ideal para dar color a la madera que quieras. También para colorear papel y los muros de tu hogar.

¿Qué te pareció? ¿Para qué usarías esta pintura? Coméntanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *