Inicio 15 de febrero de 2011

USD Obs.:     :     UF:     UTM:

La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse
La cepa italiana Lambrusco llega a Chile para quedarse

Las nuevas tendencias del vino buscan con ansias productos innovadores, así lo ideal es guiar al consumidor a una nueva experiencia con sabores antes no probados...



Alza en precio de la uva en Vendimia 2011


Viñas chilenas cosecharán un 20% más que en 2010, del orden de 1.000 millones de litros, recuperando el equilibrio productivo que perdieron tras el sismo de febrero 2010.

La industria del vino chilena ya está calentando motores para empezar la vendimia 2011. Un proceso que será clave para recuperar el equilibrio de sus stocks que se vio mermado tras el terremoto del año pasado y que les produjo una pérdida de 125 millones de litros, equivalentes a US$250 millones.

Luego de un 2010 marcado por el rearme del negocio debido a los daños sufridos por el sismo, hoy las proyecciones son optimistas. “Estamos esperando una vendimia normal en calidad y normal a abundante en términos de volumen”, dice René Merino, presidente de Vinos de Chile.

Menor vendimia de 2011 encarece uva y mano de obra

El dirigente gremial señala que todo indica que lograrán una vendimia similar a la de 2009, la que en su momento fue calificada como extraordinaria, y que alcanzó los 1.000 millones de litros, es decir un 20% más que en el ejercicio anterior. “El año pasado llegamos a 800 millones de litros. Esa es una cifra absolutamente normal, pero lo anormal fueron las pérdidas de stocks ocurridas el 27 de febrero”, agrega.

Con la vendimia, que comenzará la próxima semana en los valles del norte como Limarí y Elqui, y a principios de marzo en Colchagua, la industria proyecta recuperar el vino perdido. “Deberíamos alcanzar un punto de equilibrio, en ningún caso tendremos sobrestock”, indica Merino.

En la misma línea, José Miguel Viu, presidente de las Viñas de Colchagua y gerente general de Viu Manent, explica que en ese valle han sido buenas las condiciones climáticas por lo que esperan una cosecha favorable, “aunque la vendimia se atrasó un poco y se iniciará los primeros días de marzo, pero eso no tendrá mayores consecuencias. Antes sólo se vendimiarán las cepas blancas como sauvignon blanc, las que no representan más del 10% de la producción del valle”, dice y agrega que hasta ahora “no vemos ninguna nube negra que pueda opacar este proceso”.

En tanto, Aurelio Montes, presidente de Viña Montes, señala que sólo se verá una leve baja de producción en la cepa cabernet sauvignon. “Se supone que traerán menor carga por un comportamiento varietal que es natural, no tiene explicación, simplemente ocurrirá”, sostiene. Por su parte, en el Grupo San Pedro Tarapacá -que reúne a las viñas San Pedro, Tarapacá, Santa Helena, Misiones de Rengo, Altaïr y Viña Mar- también son optimistas y esperan tener una producción superior a la de 2009, con un alza en los rendimientos de entre un 8% y 12% en promedio.

El efecto precio

Y pese al aumento de la producción, el precio de la uva no bajará.”Están más caras que en una temporada normal, principalmente por todas las pérdidas del terremoto. El sobrestock de vino que se había acumulado simplemente desapareció y eso, sumado a una mayor venta de la industria, contribuyó al déficit”, cuenta José Miguel Viu.

Así, precisa René Merino, los precios de la uva están entre un 30% y un 40% más altos que el año pasado, de acuerdo con los contratos que ya se han hecho entre viñas y productores de uva vinífera. “Un cabernet corriente para hacer vino en caja estará entre $120 – $150 el kilo en promedio y el año pasado se pagó entre $70 y $80. El valor de la uva para vino premium está sobre el precio de un dólar”, señala.

Sequía

Dentro de este escenario hay una variable que los viñateros locales están mirando con cautela: la escasez de agua. Si bien en general creen que la mayor parte de la producción no se debería ver afectada por dicho factor en esta vendimia, advierten que de continuar la tendencia podrían tener algunos problemas, “especialmente en las cepas de cosechas tardías”, dice Aurelio Montes.

En tanto, Sebastián Warnier, gerente agrícola de Viña Santa Rita, explica que “la sequía está pegando fuerte en el norte, como Limarí, lo que va a impactar en la producción. En la zona central, donde está la masa productiva de Chile, la sequía ha sido menor y creo que ahí no va a tener impacto”, apunta. En el Grupo San Pedro Tarapacá también están monitoreando el tema, aunque descartan efectos ahora. “La vendimia 2011 no será dañada por la escasez de agua para la irrigación de los viñedos, pero si en el próximo invierno continúa, será un factor importante que se debe considerar”, argumentan.

Fuente: Diario La Tercera


Por Daniel Guajardo
Etiquetada en: , .



Deja un comentario

Connect with Facebook

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>